Somos casi todos celtas bajo la piel

0
259

Se habla mucho de que si la hipótesis segun la cual la cultura «celta» se expandió de Oeste a Este en vez de centro-europa a las islas británicas es nueva. Sin embargo un colega irlandés me pasa este artículo de 2006 (21 de septiembre) en el que ya se hablaba de este tema. En la historia y la arqueología hay modas, o pensabais que no. Os paso la traducción del artículo (link a la fuente original abajo).

Somos casi todos celtas bajo la piel

Un GRAN estudio genético de la población de Gran Bretaña parece haber puesto fin a la idea de la «franja celta» de Escocia, Irlanda y Gales.
En cambio, un equipo de investigación de la Universidad de Oxford ha descubierto que la mayoría de los británicos son celtas descendientes de tribus españolas que comenzaron a llegar hace unos 7.000 años.

Incluso en Inglaterra, alrededor del 64% de la población desciende de estos celtas, superando en número a los descendientes de anglosajones en aproximadamente tres a uno.

La proporción de celtas es sólo ligeramente superior en Escocia, con un 73%. Gales es la parte más celta de la Gran Bretaña continental, con un 83%.

Anteriormente se pensaba que los antiguos británicos eran celtas procedentes de Europa Central, pero la conexión genética con las poblaciones de España proporciona una base científica para una parte del mito del origen de los antiguos escoceses.

La Declaración de Arbroath de 1320, tras la Guerra de la Independencia contra Inglaterra, cuenta cómo los escoceses llegaron a Escocia después de haber «vivido durante mucho tiempo en España entre las tribus más salvajes».

El profesor Bryan Sykes, genetista humano de Oxford, dijo que el mito puede haber sido un «residuo» en la memoria de la gente del verdadero viaje, pero añadió que la mayoría de la gente en Inglaterra eran descendientes de la misma gente que navegó a través del Golfo de Vizcaya.

El profesor Sykes dividió la población en varios grupos o clanes: Oisin para los celtas; Wodan para los anglosajones y los vikingos daneses; Sigurd para los vikingos nórdicos; Eshu para las personas que comparten vínculos genéticos con personas como los bereberes del norte de África; y Re para un pueblo campesino que se extendió a Europa desde el Medio Oriente.

El estudio relacionó el cromosoma Y masculino con el lugar de nacimiento de los abuelos paternos para tratar de establecer un patrón de distribución histórico. El profesor Sykes, miembro del clan Oisin, dijo que los celtas habían permanecido predominantes en Gran Bretaña a pesar de las olas de migración.

«La superposición de vikingos, sajones y demás es del 20% como mucho. Eso es incluso en aquellas partes de Inglaterra que están más cerca del continente», dijo.

«La única excepción es Orkney y Shetland, donde aproximadamente el 40% son de ascendencia vikinga.»

En Escocia, la mayoría de la gente no son escoceses, sino pictos. Incluso en Argyll, el bastión de los escoceses irlandeses, dos tercios de los miembros del clan Oisin son celtas picticos

Sin embargo, según el estudio, los pictos, al igual que los escoceses, eran originarios de España.

«Si uno piensa que los ingleses son genéticamente diferentes de los escoceses, irlandeses y galeses, eso está totalmente mal», dijo.

«En el siglo XIX, la idea de la superioridad anglosajona estaba muy extendida. En este momento, hay un resurgimiento de la identidad celta, que había sido pisoteada. Es muy vibrante y obvio en este momento.

«Básicamente, la piedra angular de la identidad celta es que no son ingleses. Sin embargo, tratar de basar eso, como hacen algunos, en una idea que no está muy por debajo de la superficie de que los países celtas son de alguna manera descendientes de una raza de celtas, que los ingleses no lo son, no es correcto. Todos descendemos de la misma gente.

«Debería disipar cualquier idea de intentar basar lo que es una identidad cultural en una diferencia genética, porque realmente no la hay.»

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here