Foto LNE. San Xuan Oviedo
Tiempo de lectura: 5 minutos

Estamos ante una de las fechas claves del año astronómico, el solsticio de verano, ese día que marca el paso de la primavera al verano entre los días 21 y 22 de junio en el hemisferio norte. La palabra solsticio proviene del latin solstitium (sol sistere) que significa sol quieto, porque hoy el sol se encuentra sobre uno de los dos trópicos, y por tanto hoy se va a producir la noche más corta y el día más largo.

Es evidente que desde la más remota antigüedad el ser humano ha sido consciente de los cambios en las estaciones, y del comportamiento del astro rey. Posiblemente la primera manifestación humana que tengamos de la celebración del solsticio de verano sean los monumentos en piedra que han llegado hasta nosotros, tanto megalíticos como de otras índoles, y en todas las culturas, no sólo en las europeas. Por tanto estamos ante un rito global, no adscrito a ninguna cultura en concreto, y sí a todas.

En algunos países, entre ellos España, donde la religión católica está fuertemente implantada, se produjo históricamente un proceso de solapamiento del culto pagano con el culto cristiano (que ya comenzó con el solapamiento del culto indígena con el romano). Llegando al punto de desplazar la fecha de celebración a tres días después, coincidiendo con la víspera de San Juan. ¿Por qué ese día en concreto?, porque según la liturgia católica, San Juan nació seis meses antes que Jesús, que nace el 24 de Diciembre.

Lo cierto es que es un rito tan antiguo y potente que ha sobrepasado con creces la represión cristiana y sigue vivo y con fuerza en toda Europa, con rituales que van más allá del límite del de la religión cristiana y se adentran plenamente en el paganismo.

Repasemos los principales ritos en el NW de España.

En Asturies se realizan ritos relacionados con el fuego, pero también con las aguas. Los ritos del fuego son hogueras donde tradicionalmente se salta por encima del fuego como manera de purificarse. El fuego es el acto central de la noche de San Juan, en torno al que el pueblo se congrega y celebra unido la llegada de la nueva estación y la plenitud del sol, la vida. Una manera muy específica de celebrar este ritual en Asturies es bailar en torno al fuego la Danza Prima.

Os voy a proponer un ejercicio. Darle al play  y fiijaros ahora en el ritmo y la danza durante unos segundos.

Esta danza es casi exclusiva de nuestra región, y aunque se realiza también en otras épocas del año, en la noche de San Xuan tiene una fecha fija. Se hace formando un corro (Jovellanos menciona dos círculos concéntricos, uno de hombres y otro de mujeres, y en el que lo que se cantaba era distinto, probablemente una especie de diálogo, como ahora en el que unos pocos cantan y el resto les contesta) y bailando agarrados de los meñiques los danzantes con unos pasos muy sencillos, mientras cantan la letra (hay varias aunque la más común es la que empieza con “¡Ay! un galán de esta villa…”) y siempre tienen el amor como tema principal. Os dejo este link super completo que estudia la danza prima por si queréis saber más.

Fijaros ahora en la música de esta danza tradicional de Bretaña.

Vi en vivo esta danza de Bretaña donde los pasos eran exactamente iguales al de la danza prima aunque mucho más rápido eso si. Pero fijaros que el ritmo repetitivo musical es el mismo y también se baila de la misma forma. ¿casualidad?

Hay otros ritos más recientes como el de pedir deseos y lanzarlos al fuego o quemar “lo malo” (todos tiramos los apuntes al terminar el curso, es como una tradición :D). Es evidente que se trata de un culto pagano instrumentalizado a través de las llamas de la hoguera, de la misma manera que en otras latitudes se marca la fecha con fuegos (véase en la Irlanda antigua los fuegos de Bel en Beltaine, o en Shamain con las hogueras que dan paso al invierno celta, la quema del hombre de madera de los galos, etc…)

Otro rito documentado en Asturies es echar la clara de un huevo en un vaso y dejarlo a la intemperie toda la noche. Según la tradición al día siguiente aparece el que se llama barco de San Xuan, una figura en la clara.

El culto al agua está representado tanto en la mar como en las fuentes. La mitología de la noche de San Juan es muy profusa en Asturies, con una similitud entre el paso del mundo de los vivos al del más allá esa noche (en la tradición irlandesa es en Shamain cuando el velo del sidhe se descorre). En Asturias esta noche es cuando se puede entrar en las cuevas a rescatar a las Xanas (ninfas del agua) eso si, enfrentándose al Cuélebre o dragón que pondrá a prueba la valentía del pastor.

También el enramado de fuentes (con el sanjuanin que florece en ésta época) y la recogida de la flor del agua, que da poderes a la joven que la recoja. Nuestro logo, la flor exapétala, se conoce en Asturies como la flor del agua curiosamente, y es un símbolo solar indoeuropeo. Hoy en día se sigue realizando el rito del enramado de fuentes afortunadamente. Los jóvenes ponían un ramo en la puerta de la casa de sus novias.

La unión de los dos ritos se da la mañana de San Juan, con el rocío y el primer sol de la mañana, considerado de propiedades curativas y protectoras. Se tiende la ropa sobre la hierba para que se impregne de ese rocío protector. La flor del Saúco debe recogerse también esa mañana mojada de esas gotas.

En Asturias y León el día de San Juan 23 de junio, es cuando se recoge la flor de Saúco, que alcanza su mejor momento de floración en esta época del año. Es conocida por servir para curar catarros y otras enfermedades respiratorias.

Solsticio de verano y ritos de la noche de San Juan en Asturias y Galicia
Saltando la hoguera. Foto: Turismo Galicia

En Galicia  los ritos siguen un patrón parecido. Encontramos el salto de la hoguera un número de veces (7,9 o 13 siempre impar) para atraer la buena suerte y ahuyentar a los espíritus, diciendo la frase “meigas fora”.

En cuanto al agua, sumergirse en ella esta noche da un año de salud, además del famoso rito de las nueve olas de A Lanzada. Las mujeres deben saltar nueve olas si desean quedarse embarazadas el año siguiente. Han de hacerlo a la media noche y de espaldas.

Otro rito es el del ramo de hierbas de San Juan. No existe consenso en qué hierbas debe llevar, algunas fuentes citan por ejemplo esta receta (mirto, ruda, romero, malva, hierba luisa, menta, lavanda, fiuncho, flor de San Juan y flor de Santa María). Se debe sumergir en agua al atardecer del 23 de Junio y dejar hasta el día siguiente, en el que nos lavamos la cara con esta “infusión”. Se seca el ramo y se quema en la hoguera el año siguiente, sirviendo como imán que atrae lo malo, al igual que colgamos el muérdago de invierno a invierno y lo quemamos el 13 de diciembre (Santa Lucía para lo mismo. Curiosamente otra fecha que marca un cambio en la duración de los días y las noches en sentido contrario al de San Juan). Este rito está documentado en la fachada occidental de Europa (Francia, Inglaterra, Irlanda, etc…)

Otros ritos relacionados con hierbas son los de poner una ramita de verbena (hierba sagrada o hierba del encantamiento, reconocida como de las más sagradas por el druidismo), y que atraería el dinero durante el año siguiente.

Como veis, hemos desgranado aquellos ritos de los que tenemos constancia documental de su uso en nuestra fachada noroccidental, que son también aquellos que encontramos en otras partes de la céltica. Pero repito, posiblemente son mucho más antiguos de lo que imaginamos. ¿Qué ritual llevas a cabo tu?

Artículo anteriorProyecto BERISO. Minería astur en época protohistórica y romana
Artículo siguienteI alcuentru Astur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here