Sabias qué… el roble más viejo de Asturias es de antes del descubrimiento de América

Te recomendamos

Una semana en Bretaña. La costa de granito rosa. Aod ar vein ruz

Sigo con el relato del viaje por carretera que hicimos este verano por Bretaña. El paso por Dinan ya...

Gallizenae: Las druidesas de la isla de Sein, en Bretaña

Quería llegar a la Pointe du Raz en Bretaña. Cuando lo hice me di cuenta de que debió ser...

Viaje a Bretaña. Dol-de-Bretagne y el menhir de Champ Dolent

Dejamos el Mont Saint Michel como os decía en la entrada anterior, y nos dirigimos a Dol-de-Bretagne. Posiblemente una...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura: 2 minutosUno de esos lugares de Asturias que aún tienes por descubrir. El Carbayón de Valentín, es un roble centenario (carbayu / roble en asturianu) que se encuentra en el pueblo de Valentín, en el conceyu de Tineo, en la montaña del centro-occidente.

Se encuentra al lado de la iglesia de la localidad, algo común en nuestra tierra, bien sea un texu (tejo) o un carbayu (roble) son habituales al lado de los templos cristianos. Según cuenta la etnografía, bajo estos árboles tenían lugar las llamadas a conceyu, o reuniones de la gente del pueblo para tratar los temas cotidianos.

Yendo más atrás, la elección del lugar para levantar las iglesias y capillas solía ser al lado de estos árboles, donde tradicionalmente se reunían personas, tanto para tratar temas mundanos, como al parecer divinos, ya que se cree que eran lugares de culto anteriores al cristianismo.

Volviendo al carbayón de Valentín, tiene una altura de unos 8 metros y un tronco de más de 10 metros de ancho, lo que da una idea de su longevidad. En la Enciclopedia Asturiana, sección de botánica (p: 251) aparece la siguiente referencia:

“En general son árboles de larga vida, como lo demuestra la presencia del gran roble de la Capilla de San Pedro (en Valentín, Tineo), que aparece ya citado en documentos anteriores al descubrimiento de América, y el “mozu de la Cariada”, sito en el bosque somedano de los Quintos (Sierra de la Cabra), cuyo perímetro alcanza los 7 metros y con edad estimada en varios siglos”.

Y es que realmente nadie sabe cuántos años tiene ya que, al parecer, no hay un sistema de datación fiable para los robles vivos. Se dieron fechas tan tempranas como 1160, y se sabe que en el siglo XIV estaba en los terrenos de una familia noble que se instaló en la zona.
está declarado Monumento Natural del Principado de Asturias desde el 27 de abril de 1995 y obtuvo el premio “Árbol Gigante 2008”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Los Vacceos

Hoy me gustaría hablar de uno de los pueblos considerados célticos, de los que nos llegaron de época prerromana...

Proyectos de divulgación. La ayalga: el tesoro de Asturias

Hoy me apetece hablar de divulgación y de cómo hay mil maneras de promover contenidos de carácter cultural en los tiempos que nos está...

Viviendas circulares celtas en Britania

Interesante vídeo que se centra en el asentamiento de Castell Henllys donde se explica un poco en plan turista en qué consiste el yacimiento,...

Nemeton

Hoy me apetece escribir sobre una palabra que desencadena siempre un sentimiento de asombro, curiosidad, etc. Hablo de la palabra Nemeton, un vocablo que...

RTVG. Serie “Os Castros”. A economía

Recién publicado en la web de la tele galega, os dejo el enlace del capítulo cuatro de esta serie documental cuyo tema central es...

Artículos relacionados