Relación entre los “cruceiros” de Galicia y Bretaña.

Te recomendamos

De viaje por Bretaña. Douarnenez y sus cuatro puertos

A ver, cuántos lugares conoceis en el mundo que tengan cuatro puertos. Yo creo que es el primero que...

De viaje por Bretaña. Paimpol, la esencia de los pueblos bretones de pescadores

Tras uno de esos buenos desayunos a los que nos estábamos acostumbrando en esta ruta por Bretaña, pusimos rumbo...

Citânia de Sanfins, así fue nuestra visita

El pasado mes de Agosto estuve unos días por el norte de Portugal, y tenía claro que no me...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura: 8 minutosComo os decía en el post de hace unos días sobre el Finistère, una de las cosas que más te va a llamar la atención de las carreteras bretonas del entorno rural es la presencia a la vera, o en los cruces de caminos, de unas cruces de piedra, sobre un pedestal del mismo material. Si acostumbras a rodar por carreteras gallegas, te llamará muchísimo ver cruces idénticas a las bretonas, así que aquí te cuento qué relación tienen unas con otras y de qué época son.

Camino de Pointe du Raz

El cruceiro

Se le llama cruceiro en Galicia, cruceru en Asturies y yo creía que kalvar en Bretaña, sin embargo este nombre hace referencia a un tipo especial de crucero. Lo más cercano que encontré a la palabra española es el francés equivalente a cruz de camino o cruz monumental.

Son cruces de piedra sobre una base o plataforma, que puede tener escalones o gradas, y sobre la que se asienta un pedestal de altura variable y que puede estar grabado. Le sigue un varal que puede tener 2 metros (luego os diré por qué) y rematada por un capitel con imágenes religiosas, por ejemplo cristo crucificado y generalmente otros personajes, tradicionalmente la Virgen María y San Juan.

Se ubican en los bordes de los caminos, o en los cruces. También en los cementerios o en las plazas o portadas de iglesias y plazas.

Solo diré que en Galicia hay censados más de 12.000 de ellos y la mayoría están comprendidos entre los siglos XVI y XVIII y que junto con el norte de Portugal son la región del occidente europeo donde más hay. En Bretaña creo que sobre 9000 y en el resto del Cantábrico apenas unos centenares.

Cruceiro da parola en Bretoña. Se llama así porque paraban a charlar debajo de él. No está en su ubicación origina ya que un coche se estrelló contra él.

Muchos coinciden en su fecha de creación con la difusión del Barroco. Su funcionalidad no está muy clara, y se cree que son consecuencia de la Contrarreforma.

Para los que hayáis olvidado lo que estudiasteis de Historia, se trata del movimiento religioso y político que se originó como respuesta a la crisis Luterana protestante en toda Europa. Otros autores hablan de que las órdenes mendicantes, o incluso el establecimiento de la Inquisición en el territorio, que coincide en las fechas de máxima difusión de los cruceiros, tuvieron mucho que ver en su aparición.

En el proceso de su creación intervienen directamente los Obispados, como podemos ver en este texto que podéis encontrar en Wikipedia, y que se trata de las constituciones sinodales (documentos que salen de la asamblea de sacerdotes para ayudar al obispo a tomar decisiones) del Obispado de Orense de 1622, y donde se dan una especie de instrucciones de construcción de ciertos monumentos religiosos que se parecen mucho a lo que estamos comentando. (Lo que os decía de los 2 metros)

“Que no se pinten, ni esculpan Cruces en el suelo, ni en los rincones. Porque de la costumbre que hay de poner, o pintar Cruces en los rincones, portales y paredes de las Iglesias de la parte de afuera, y de algunas casas, y calles por evitar que en aquellas partes no se echen inmundicias, por la veneración que les deben tener, no solamente no se consigue el fin que se pretendía, más se da ocasión a mayor irreverencia, y desacato de tan santa insignia; ordenamos, y mandamos en virtud de santa obediencia, y so pena de excomunión mayor, y otras penas a nuestro arbitrio, que ninguna persona ponga Cruces de bulto, ni pintadas en las dichas partes, y lugares para el mismo efecto; y si las quisieren poner por su devoción, estén levantadas más de un estado (dos metros) de la superficie del suelo. Y so la dicha pena mandamos que las Cruces e Imágenes que estuvieren puestas en las dichas paredes, o rincones, se quiten dentro de un mes”

Vamos, que hartos del vandalismo contra las cruces e imágenes religiosas en los exteriores de las iglesias y demás, pusieron una norma muy sencilla, elevar las cruces dos metros por encima del suelo y que mantuvieran el efecto anterior.

Quizá la implantación de la Inquisición en aquella época en el noroeste, o la expansión de las órdenes mendicantes, Franciscanos, etc. contribuyeron a su expansión, plagando de estos monumentos los caminos, las rutas de peregrinación, etc.

Cruceir

En Bretaña el Calvario

En Breizh te encuentras por los caminos, sobre todo en su Finisterre, un gran número de cruces, idénticas a las gallegas. Están asociadas sobre todo a la predicación en esa época en territorios donde la Iglesia consideró que era necesario reforzar la fe en el mundo rural. Posiblemente una de las razones por las que se erigieron en el noroeste de la Península Ibérica.

A pesar de la gran similitud de estas obras arquitectónicas con las gallegas, y del idéntico momento histórico en el que fueron erigidas, en Bretaña lo más llamativo son una especie de cruceiros que tienen una elaboración excepcional, los calvarios, que se suelen situar en las inmediaciones de las iglesias.

Y es que no son lo mismo, o al menos si lo fueron en el punto de salida no lo son en el de llegada. Me explico.

Podemos decir que, normalmente, un cruceiro o calvario representa a cristo crucificado acompañado de la Virgen y San Juan. Bueno, pues allí hay algunos monumentos como el Calvario de Guimiliau que tienen hasta 200 personajes, con esto os podéis hacer una idea de las dimensiones.

Estos grandes calvarios tienen una base monumental donde se disponen los personajes, y delante un altar, que sirve para ofrendas o dar misa. Se ha establecido una distinción entre cruces decoradas y calvarios, donde lo que os acabo de comentar constituiría un tipo de monumento distinto, sin embargo en Bretaña el nombre yo lo escuché para referirse a los dos.

Cruz de piedra en Locronan
Cruz de piedra en Locronan

Por último decir que estos calvarios se encuentran dentro de un espacio llamado enclos, que quiere decir algo así como cerrado. Se trata de rodear un espacio de un muro de piedra, haciendo una entrada monumental en forma de arco (que solía estar cerrado con una verja) y un acceso “peatonal” para los fieles para que no entrara el ganado.

Pero por qué sobre todo en Galicia y en Bretaña

Pues todo apunta a S. Vicente Ferrer, del que se dice que, al menos, fue el impulsor de estos monumentos en Galicia en el siglo XV con los dominicos.

Sabemos que se dedicó a predicar por gran parte de Europa Occidental. Acudió a los principales centros de peregrinación, como Santiago, donde la orden erigió muchos de los cruceiros de la ciudad, pero además es que sabemos que terminó sus días en Bretaña, literalmente, ya que tras predicar allí unos años, enfermó y se dispuso a viajar de nuevo a su Valencia natal.

Partió de Vannes hacia España y nada más salir, una gran tormenta casi les hace naufragar, y vuelven a puerto. No volvería nunca a Valencia. Sus restos permanecen en aquella ciudad bretona.

Lo cierto es que es probable que la presencia de dominicos alentara, como vimos cuando hablamos de las órdenes mendicantes, la creación de estas cruces.

Cuando tiene lugar la contrarreforma se introduce sobre todo el concepto de Purgatorio, y se fomenta el rezo por las ánimas. Esto tuvo lugar en el siglo XVII lo que coincide con la época de máxima difusión de estas obras de arte religioso. Por tanto, no es de extrañar que donde ya había estado la orden coincidiera con el auge constructivo del barroco, alentada por las nuevas doctrinas.

Funcionalidad de los cruceiros y calvarios

Se habla de la finalidad didáctica de estas obras, que la tiene, pero no podemos olvidar que en el caso de los calvarios se trata también en gran parte de ostentación del poder de la parroquia.

Crucero de la iglesia de San Nicolás de Bari en Avilés, Asturias. Del siglo XVII. Fuente. http://cruceirosdegalicia.xyz/Cruceiros/Web/Asturias04.html

Respecto a la funcionalidad de las cruces, se tiene por desconocida, que muchas veces significa que en realidad es múltiple. Primero mostrar el poder o la presencia de la Iglesia o el fervor del pueblo, segundo didáctica, al estilo de los capiteles de las iglesias, y tercero servían a veces como paradas de las estaciones del vía crucis. En los entierros de la sociedad rural se estila el llevar el ataúd del difunto haciendo una serie de paradas. Estas paradas estaban señalizadas en los caminos con un crucero, que se ubicaba en los cruces de caminos o al borde de los mismos. Se rezaba por el difunto, y de paso descansaban un poco. Esas cruces a veces eran cruceros, y otras simples cruces de distinta factura, incluso de madera que no tenían el desarrollo de éstos

Una vez me contaron que, cuando ya se llevaba el ataúd en el coche de la funeraria, todavía existía la costumbre de parar delante del crucero, aunque fuera en coche.

También se apunta a su finalidad de hitos delimitadores, bendición de los campos, o indicadores de un camino religioso hacia la iglesia (esto entroncaría con lo del vía crucis). Probablemente haya distintas funciones para los distintos tipos de cruceros.

Folklore

Los cruces de caminos han sido lugares de culto desde época protohistórica, y probablemente anterior. En los cruces de caminos se amontonaban piedras que simbolizaban a las ánimas, como las piedras de las costumbres bretonas de la noche de San Xuan, era el lugar donde se aparecían los difuntos en multitud de leyendas. Por tanto no es extraño que encontremos cruces cristianas en estos sitios.

Es muy probable, que siendo la Iglesia muy consciente de lo que ocurría en los caminos, cristianizara estos lugares colocando cruces en ellos, práctica por otro lado, muy frecuente en menhires, castros y dólmenes. Pero incluso después de “cristianizados” siguen usándose para prácticas no cristianas.

Os dejo varios recursos online sobre estas obras de arte. Las fotografías pertenecen a varios cruceros del Finistère bretón, y también hay un Kalvar (calvario). También hay un cruceiro galego que fotografié en Bretoña en Lugo, y una foto que he cogido del de San Nicolás de Bari en Avilés como ejemplo de fuera de Galicia.

Recursos

Cruceiros de Galicia
http://www.cruceirosdegalicia.xyz/

Cruceiros y petos de ánimas en la provincia de Pontevedra En este estudio de los cruceiros de la provincia gallega se da una introducción histórica sobre el origen de los mismos en el siglo XV. Entra en juego la figura de S. Vicente Ferrer que predicó en Galicia y en Bretaña entre otros lugares (está enterrado en Vannes), y que dicen fue el impulsor de los cruceiros en el noroeste. A pesar de que su auge viniera en el XVII y XVIII.

Cruces y Calvarios de Bretaña
https://www.croixbretagne.fr/Ccb/

Una referencia bibliográfica. Castelao escribió en los años 30 su Cruces de pedra na Bretaña que sigue siendo una obra clave en este tema junto con Cruces de pedra na Galicia.

Os recomiendo Castelao revisitado, as cruces de pedra na Bretaña Oitenta anos despois

¿Me hacéis un favor?

Me gustaría saber hasta qué punto hay documentados “cruceiros” en Asturies, ya que prácticamente no encuentro nada. Sé que hay unos cuantos porque los he visto en fotografías, pero si en vuestro pueblo o cerca de donde vivís se conserva alguno me gustaría que dejarais un comentario aquí o enviarais un email a hola@celtica.es

Mil gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Los Vacceos

Hoy me gustaría hablar de uno de los pueblos considerados célticos, de los que nos llegaron de época prerromana...

Proyectos de divulgación. La ayalga: el tesoro de Asturias

Hoy me apetece hablar de divulgación y de cómo hay mil maneras de promover contenidos de carácter cultural en los tiempos que nos está...

Viviendas circulares celtas en Britania

Interesante vídeo que se centra en el asentamiento de Castell Henllys donde se explica un poco en plan turista en qué consiste el yacimiento,...

Nemeton

Hoy me apetece escribir sobre una palabra que desencadena siempre un sentimiento de asombro, curiosidad, etc. Hablo de la palabra Nemeton, un vocablo que...

RTVG. Serie “Os Castros”. A economía

Recién publicado en la web de la tele galega, os dejo el enlace del capítulo cuatro de esta serie documental cuyo tema central es...

Artículos relacionados