Quemar a la Vieya no es sexista: Cuando la lucha contra el machismo arrasa con la tradición

Te recomendamos

Algunas fotos del “henge” de Barreiros, Lugo.

Recuerdo que me enteré por la prensa de que había sido descubierto un extraño círculo de piedras en la...

Una semana en furgo por Bretaña en 2019. Ruta de 7 días

Aquí os dejo un post que es un índice y un resumen de nuestro viaje por Breizh (Bretaña) este...

Un castro dudoso, El Figo en Salave

Os dejo unas fotos hechas desde los campos de cultivo próximos al castro de Castello en Salave. Desde él...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura: 3 minutosCreo que a nadie se le escapa la antigüedad de los ritos de carnaval en el occidente europeo. No se trata simplemente del disfraz y de la irreverencia, sino en realidad, de los pocos restos e indicios que subsisten, a pesar del tiempo, de antiguos rituales de paso. De una época, no tan lejana, en la que la observación de las estaciones marcaba la subsistencia, basada en la agricultura. De un tiempo, más atrás esta vez, en la que con rituales se propiciaba el paso de una estación fría a la promesa de la primavera.

Los ritos, entendidos como formas invariables que se repiten a lo largo del tiempo, son memoria gestual y física de ideas intangibles, que hacen referencia a creencias, en este caso anteriores a cualquier forma de cristianismo. Precisamente este carácter profano es el que las ha puesto en peligro durante los periodos históricos en los que la Iglesia toma el control de la sociedad e impone su propio rito.

Milagrosamente, algunos ritos sobreviven a la represión eclesiástica y cuando llegan a un presente, de supuesta libertad, se topan de frente con una nueva forma de hacer las cosas que consigue en pocos años lo que no ha conseguido la Iglesia en cientos. La prohibición.

En 2009 se prohibe el rito de quemar a la vieya en Avilés. Hoy sigue prohibido.

Quemar a la Vieya. Un ritual que se celebraba hasta hace unos pocos años en lugares como Avilés, y que se sigue celebrando en Piloña y también en la vecina León (donde había desparecido y lo han conseguido recuperar, igual que en Avilés 20 años antes de la prohibición).

Este rito consiste en prender fuego a una figura hecha de pajas, y vestida con ropajes de vieja. La ignorancia de la Alcaldía y la concejalía de festejos, hizo ver al Ayuntamiento de Avilés un acto sexista, donde se degradaba a la mujer. La realidad es que se trata de un rito pre-cristiano que simboliza la muerte (quema) del invierno (la vieja) y el paso a la primavera.

Un rito proveniente de la prehistoria en el occidente de Europa

Cuando analizamos la fiesta de Imbolc, os conté como en Irlanda, la Cailleach (la vieja) se iba a Tir na Nog y comía las manzanas, (se moría) para renacer como la joven (la diosa Brigid). Bien, en realidad es el mismo caso. La vejez dando paso a la juventud de la Primavera. Este rito se repite de la misma forma en multitud de naciones tanto centroeuropeas como del occidente atlántico.

Tigh na cailleach. La casa de la Cailleach en Escocia

La vieya, la misma que decimos con el arco-iris (al que en Asturies llamamos l’arcu la Vieya) es una figura metafórica y mítica asociada al tiempo, entendido como calendario y como clima o estación. Es en definitiva una cara de la Madre Tierra para las culturas antiguas.

Creo que no es dificil entender que no se trata de quemar a ninguna señora mayor, ni tiene ningún carácter sexista. Es más en algunos lugares se quema una figura masculina, incluso con unos atributos sexuales evidentes, pero la naturaleza de ese rito no la tengo tan clara. Son los lardeiros, y he visto cómo se quemaban dos personajes (un viejo y una vieja) la víspera de Carnaval, supongo que representando lo mismo.

En Irlanda se quemaba el Holly Boy y la Ivy Girl, dos figuras hechas de pajas y palos. En la isla se han asociado a la costumbre de los casammientos previos a la cuaresma, un tema que da para otro post.

En Omaña (León) a la vieja incluso la identificaban con la anciana de más edad del pueblo. Dicen los expertos que simboliza un sacrificio humano ritual, pero tranquilos, no hay constancia de que hayan pasado por el fuego a ninguna abuelita.

¿Se recuperará la tradición y rectificará el Ayuntamiento?

Leo en la prensa regional que varios colectivos piden que se recupere la tradición de quemar a la vieya, y nos sumamos desde Céltica. Que se recupere sobre todo la cordura en las instituciones que, bajo una idea correcta, que es la de evitar el sexismo, cometan meteduras de pata como ésta.

En los últimos años estamos viendo un auge en la recuperación de mascaradas y tradiciones de invierno, lo que sin duda es una gran noticia. Quizá cuando los políticos ignorantes, como los de 2009 en Avilés, vean que incluso es un valor patrimonial que puede tener una rentabilidad turística, decidan que ya no es sexista quemar una muñeca de paja, pero me temo, que lo que menos les interesa es conocer por qué se hace en realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Los Vacceos

Hoy me gustaría hablar de uno de los pueblos considerados célticos, de los que nos llegaron de época prerromana...

Proyectos de divulgación. La ayalga: el tesoro de Asturias

Hoy me apetece hablar de divulgación y de cómo hay mil maneras de promover contenidos de carácter cultural en los tiempos que nos está...

Viviendas circulares celtas en Britania

Interesante vídeo que se centra en el asentamiento de Castell Henllys donde se explica un poco en plan turista en qué consiste el yacimiento,...

Nemeton

Hoy me apetece escribir sobre una palabra que desencadena siempre un sentimiento de asombro, curiosidad, etc. Hablo de la palabra Nemeton, un vocablo que...

RTVG. Serie “Os Castros”. A economía

Recién publicado en la web de la tele galega, os dejo el enlace del capítulo cuatro de esta serie documental cuyo tema central es...

Artículos relacionados