Qué es Céltica

Le Menhir, Xixón. Foto Céltica

Una pregunta que no tiene una respuesta fácil

Una de las cosas que aprendes cuando empiezas a explorar la cultura celta es que es difícil conceptualizar las cosas. El propio término “celta” es objeto de estudio y de formulación teórica, pero se escurre entre los dedos de los académicos provocando de paso airadas discusiones entre los defensores y detractores del concepto.

Así que al final opté por definir qué es para mi la Céltica, y darle un concepto a esta página. No se si acerté.

Céltica es un territorio, que ha ido evolucionando en el tiempo. Más abajo os hablaré de su diferente extensión. Pero aquí, Céltica es un territorio compuesto por regiones que, esencialmente, se reconocen como celtas a sí mísmas. Se circunscribe a las regiones de la Europa Atlántica comprendidas entre el Norte de Portugal por el sur, y Escocia por el norte.

Paises celtas de la actualidad

Contexto geográfico e histórico

Los pueblos de la fachada occidental de Europa comparten una serie de características culturales comunes que vienen condicionadas en gran medida por el propio medio en el que se ubican. Son sociedades ribereñas de un mismo océano, y además comparten clima e incluso una serie de características naturales y físicas del terreno donde se ubican.

Muchas de ellas se ubican en los promontorios conocidos desde la antigüedad como “Finisterres”, el final del mundo para las culturas clásicas volcadas en el Mediterráneo.

Lo cierto es que, precisamente nuestra visión de la historia de estos territorios y sus culturas está muy condicionado por la visión clasica de la Historia en sí misma, que bebe directamente de las fuentes escritas griegas y romanas. A través de ellas, desde los mismos griegos hasta el siglo pasado, los europeos nos hemos ido creando una visión, no siempre positiva, de esos pueblos que habitan el extremo occidental del continente.

Sin embargo, la Histora está en un contínuo avance, empujada por otras ciencias auxiliares, como la arqueología, e incluso la genética, que están modificando y descubriendo un mundo diferente en el occidente europeo al de la visión parcial y distorsionada de las fuentes clásicas.

Esta web va dedicada a esos pueblos que desde la edad del bronce, unos 2000 años a.C. se extendieron por estas tierras y sobre todo, mantuvieron relaciones comerciales y culturales entre ellas.

En la edad del hierro, aproximadamente durante el primer milenio a.C. se identifica en estas costas a un pueblo que los griegos llamaron Celtas. Es una cultura que aglutina a distintos pueblos, etnias y entidades culturales. Sin embargo todas ellas tienen algunos puntos en común que, creemos, han pervivido de alguna manera en los pueblos costeros atlánticos de Europa hasta hace bien poco.

Geográficamente hablamos de un territorio que se extiende entre el norte de Portugal y Escocia, como veis en el mapa de National Geographic que acompaña a esta entrada. Es lo que llamamos céltica atlántica y que hoy sigue vigente en la cultura europea occidental.

Qué es la Céltica contemporánea

En 2006 National Geographic saca a la luz el mapa que ilustra esta entrada. El estudio en el que tiene origen, trataba de definir las raices de los europeos, poniendo de manifiesto la multi culturalidad del continente. Para los interesados en la cultura celta, nos dejó un mapa, una representación actual de lo que se considera, por científicos, lingüístas, y estudiosos de la materia, lo que nosotros llamamos Céltica contemporánea. O si queda más claro, las tierras célticas de la actualidad.

Los criterios que se siguieron en ese estudio son esencialmente culturales, tanto por la lengua (los seis paises tradicionales, que aún mantienen alguna lengua celta. Irlanda, Escocia, Gales, Man, Cornualles, Bretaña) como los territorios que han sido asimilados a esta cultura por parecidos tanto etnográficos como de tradiciones. Asturias, Galicia y la región de Minho en Portugal (aproximadamente el área de extensión de lo que conocemos como cultura castreña).

Para nosotros este mapa es solo un instrumento de trabajo que nos sirve para estudiar un mundo con lazos cada vez más estrechos por todo el arco atlántico, y al mismo tiempo, para poner de relieve a través de esta página, que los territorios de este mapa comparten un mundo atlántico que es complementario, aunque ajeno, al tradicional punto de vista con el Mediterráneo como centro.