Tumba de la cultura del Vaso campaniforme (Beaker) en el entorno de Stonehenge. Foto Wessex Archaeology en The Guardian
Tiempo de lectura: 4 minutos

Los terrenos de Salisbury donde se están desarrollando las obras de construcción de un túnel que eliminará la carretera de la superficie del yacimiento de Stonehenge, haciendola pasar por debajo del mismo, están siendo objeto de una fuerte controversia en la isla. Los opositores a esta obra pública reclaman un desvío de la actual ruta que proteja el enclave arqueológico. Desde asociaciones de druidas hasta colectivos ecologistas reclaman una solución que evite el paso de la carretera por debajo del momumento de la Edad del Bronce.

En cualquier caso los trabajos preliminares ya se han puesto en marcha y se llevaron a cabo gran cantidad de prospecciones sobre el terreno y sondeos que están arrojando un buen número de restos arqueológicos desde el Neolítico hasta la Edad del Hierro.

En the Guardian (os traduzco la nota de prensa), cuentan que ya han aparecido tumbas de la Edad de Bronce, cerámica neolítica y los vestigios de un misterioso recinto en forma de C que podría haber sido una zona industrial prehistórica. Son algunos de los hallazgos descubiertos por los arqueólogos que han llevado a cabo los trabajos preliminares en el emplazamiento del nuevo túnel de carretera propuesto en Stonehenge.

Uno de los descubrimientos más intrigantes es un objeto único de pizarra que podría haber sido parte de un bastón o un garrote encontrado en una tumba de 4.000 años de antigüedad. Cerca de allí se encuentra el lugar de descanso de un bebé enterrado con un pequeño vaso liso.

Las zanjas que flanquean el recinto en forma de C contienen sílex quemado, lo que sugiere que hace miles de años se llevó a cabo allí un proceso como el trabajo del metal o del cuero.

Justo al sur del emplazamiento del centro de visitantes de Stonehenge, los arqueólogos encontraron cerámica neolítica acanalada que posiblemente dejaron allí las personas que construyeron el círculo de piedras o lo visitaron.

“Hemos encontrado muchas cosas: pruebas sobre las personas que vivieron en este paisaje durante milenios, rastros de la vida cotidiana y de las muertes de la gente, cosas íntimas”, dijo Matt Leivers, arqueólogo consultor de Stonehenge A303 en Wessex Archaeology en declaraciones a The Guardian. “Cada detalle nos permite averiguar qué ocurría en ese paisaje antes, durante y después de la construcción de Stonehenge. Cada pieza nos permite enfocar un poco más esa imagen

El plan de meter la A303, que pasa cerca de las piedras, en un túnel de tres kilómetros es muy controvertido, ya que muchos expertos han dicho que llevar a cabo una obra tan intrusiva causaría un daño desastroso a uno de los paisajes antiguos más preciados del mundo y provocaría la pérdida de cientos de miles de artefactos. A finales del año pasado se presentó un recurso legal contra el plan de 1.700 millones de libras.

Highways England y Wessex Archaeology, que dirige la exploración del corredor del túnel, afirmaron que estaban trabajando en el proyecto de forma sistemática y sensible.

Durante esta fase preliminar, los expertos de Wessex han excavado y cribado a mano casi 1.800 pozos de prueba y han excavado y registrado más de 400 zanjas de prueba.

La siguiente fase de las excavaciones arqueológicas comenzará a finales de este año, durará aproximadamente 18 meses y en ella participarán hasta 150 arqueólogos. Las obras de construcción del túnel comenzarán en 2023.

Cerca del portal oriental del túnel, los arqueólogos descubrieron grandes cantidades de material de desecho procedente de la fabricación de herramientas de sílex y zanjas que podrían datar de la edad del hierro y estar asociadas al campamento de Vespasiano, un castro situado al sur.

Cerca del extremo occidental se hallaron dos enterramientos de personas de la cultura beaker (vaso campaniforme), que llegaron a Gran Bretaña en torno al año 2.500 a.C. Uno de ellos era un adulto, enterrado en posición agachada con una olla o vaso. En la tumba también había un punzón de cobre o un fragmento de alfiler o aguja y un pequeño objeto cilíndrico de esquisto, de un tipo que no se cree que se haya encontrado antes.

“Es una rareza”, dijo Leivers. Se llevará a cabo un trabajo más detallado para averiguar de qué se trata, pero una teoría es que podría ser la punta de un bastón de madera ceremonial o una maza.

En la misma zona se encontró una fosa de la época de los beakers que contenía los pequeños huesos de la oreja de un niño y una vasija muy sencilla, lo que indica que también era una tumba. Las vasijas Beaker suelen estar adornadas, pero ésta es sencilla, probablemente para reflejar la edad de la persona que murió.

Un poco más al sur, se encontró el recinto en forma de C. “Es un extraño patrón de zanjas”, dijo Leivers. “Es difícil decir qué era, pero sabemos su antigüedad porque encontramos una vasija casi completa de la Edad de Bronce en una de las zanjas”.

También en las zanjas había una gran cantidad de sílex quemado. “Esto sugiere que puede haber tenido alguna función industrial”, dijo Leivers. “Podría tratarse de trabajo del metal o del cuero, fabricación de cerámica o procesamiento de cultivos”.

Otro hallazgo fue un grupo de objetos fechados en el neolítico tardío -cuando se construyó el círculo de piedra-, entre los que se encontraban cerámica acanalada, un sílex y cuernos de ciervo.

Por el momento, los hallazgos están almacenados en Salisbury y finalmente se expondrán en el museo de la ciudad.

El equipo acepta que todos los proyectos de carreteras tienen un impacto en la arqueología de la zona. Andy Crockett, director del proyecto de la A303 para Wessex Archaeology, dijo: “No hay una opción que permita un impacto nulo en los restos arqueológicos; eso es cierto para cualquier desarrollo que se pueda imaginar”.

Dijo que la contrapartida era que la visión de los coches y los camiones que circulan por la A303 cerca de las piedras desaparecería y se reunirían las dos mitades del sitio del patrimonio mundial ahora dividido por la carretera.

Highways England dijo que la cantidad de trabajo de estudio que se había llevado a cabo no tenía precedentes debido a la importancia del sitio. David Bullock, director del proyecto de la A303 para Highways England, dijo: “Se ha llevado a cabo una enorme cantidad de investigaciones para poder enhebrar esta ruta de forma que moleste lo menos posible”.

 

Artículo anteriorCastro, castellum, y fiebre del oro en la antigua Asturia. El yacimiento fortificado de La Plaza los moros, Cangas del Narcea, Asturias.
Artículo siguienteUn taller de metalurgia que usaba cobre y plata en el castro de Alava, Asturias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here