Must Farm, la cápsula del tiempo de la Edad del Bronce

Te recomendamos

Así se consolida un menhir partido por un rayo

Lo hicieron en Bretaña, en el Prado de los Gigantes, en los alineamientos de Kerzerho, el segundo mayor después...

Contextualizando los entierros de la Edad de Bronce en la Isla de Man

La reciente publicación (Octubre de 2020) de un conjunto funerario único de la Isla de Man ha ayudado a...

Así enterraban a los muertos durante la Edad del Bronce en lo que hoy es Bretaña

En Plougonvelin, en el Finisterre bretón, el INRAP excavó una importante necrópolis de principios de la Edad del Bronce...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura:7minutosDurante el último cuatrimestre he tenido que hacer varios trabajos para la Universidad y entre ellos me tocó analizar uno de los yacimientos más espectaculares de las últimas décadas relacionado con la Edad del Bronce. Hablo de Must Farm en Inglaterra.

Dicen los que excavan yacimientos de este periodo que cuando encuentras unos fragmentos de cerámica y un conjunto de hoyos de poste ya es un día bueno. Imagínate encontrar cinco edificaciones en un entorno lacustre, rodeados por una empalizada de 45 metros con un camino de ronda en su interior, con todo el poblado conservado dentro en un estado de conservación tal que incluso se podrían usar muchas de las cerámicas o utilizar las puntas de lanza, que no presentan ni corrosión. Descubrir tejidos, comida, espadas, artes de pesca, etc… pues esto tuvo lugar en 2016 y fue tal la cantidad de vestigios y documentación generada que todavía está en estudio en este momento.

Un poblado en una cuenca lacustre

Estamos en el Holoceno. Algunas zonas bajas, como por ejemplo el sureste de Inglaterra se inundaron con agua procedente del Mar del Norte debido a la subida de temperaturas del Holoceno. Allí se generó una cuenca enorme, de unos 46000Km2 que hoy es conocida como Flag Fen. En las orillas de ese lugar, desde el Neolítico existieron grupos humanos que obtenían recursos de un ambiente rico en humedad.

Recreación de cómo sería el poblado completo. Cambridge Archaeological Unit

En un momento dado, hacia el 900 a.C. uno de esos grupos establece un asentamiento en un canal del río Nene, del que se tiene registro geológico desde la Edad de los metales, con un cauce fosilizado que se aprecia en el paisaje. Acababa de nacer lo que hoy llamamos Must Farm.

El descubrimiento

En el siglo XVII la cuenca de Flag Fen fue desecada para explotar su subsuelo con el objetivo de extraer arcillas de Petersborough, que por sus características geológicas son de muy buena calidad para la construcción. Ya por entonces estudiosos locales extrajeron una cantidad enorme de fósiles de ictiosaurios que aparecían a medida que se iban cortando capas para profundizar en las arcillas.

En 1982 un arqueólogo local, Francis Pryor, descubrió en Fengate, a pocos km del yacimiento del que os hablo, una serie de pilotes de madera que fueron datados y dieron fechas de la Edad del Bronce. Se trataba de una pasarela desde la que además se habían arrojado objetos de metal como espadas, siguiendo los patrones de un ritual que está bien atestiguado tanto en la Edad del Bronce como en la Edad del Hierro.

Era sólo el principio. En los años siguientes otros dos yacimientos salieron a la luz en lo que en algun momento fue la orilla de la marisma de Flag Fen.

En 1999 otro arqueólogo local, Martin Redding, (Knight, 2012) descubre un alineamiento de doce postes de roble hundidos en el fango, acababa de descubrir, sin saberlo otra pasarela de madera de la Edad del Bronce datada hacia el 2500 a.C. , La intención de explotar la cantera en 2004 por parte de la empresa concesionaria motiva una intervención que de repente da el campanazo, y en 2006 comienzan a salir a la luz una cantidad enorme de postes de madera que presentan un estado de conservación espectacular, donde es posible apreciar, por ejemplo, las huellas de las herramientas que se usaron para afilarlas.

Vista general de la excavación. fuente. Facebook de Must Farm

Con cada palmo de arcilla que se iba retirando comenzaron a salir a la luz ollas de cerámica completas, en perfecto estado. Para que os hagáis una idea del estado de conservación solo tenéis que ver la foto principal de este post, un hacha de bronce montada aún sobre su soporte de madera que aparecía conservado completo, espadas, hoces para segar, restos de fauna consumida, y no sólo eso, sino bobinas de cuerda, fragmentos de textiles, e incluso huellas de animales (Must Farm, 2015).

Era un descubrimiento impresionante. El trabajo arqueológico desarrollado era tan ingente que en el equipo han trabajado especialistas en un buen puñado de disciplinas científicas que pudieran poner en orden todo este contexto y hacer una interpretación. (Knight et al., 2019)

Qué pasó en Must Farm

No quiero hacer excesivamente largo este post, (y no creo que lo consiga) sino hablaros del yacimiento y poneros sobre la pista de lo que se descubrió allí, asi que voy a pasar directamente a hacer un resumen de lo que los investigadores creen que pasó en la zona.

Parece ser que en la época de Must Farm, la cuenca de Flag Fen era un conjunto de islas con tramos de pantano navegables entre ellas. El canal donde se ubicó el asentamiento estaba por encima de la vieja pasarela descubierta por Redding en 1999, pero que ya no existía. Sin embargo estaba claro que este había sido un lugar de paso, o un punto importante para las comunicaciones del entorno. (Knight, 2012)

Crannog Center. Fotografía CC

Levantaron un asentamiento clavando postes de roble directamente sobre el fondo del río, que sirvieron de soporte a un suelo hecho también de troncos pero sorprendentemente de menor diámetro que los pilares. Estos troncos tenían la función de sostener cinco cabañas circulares de la Edad del Bronce, así como las personas que vivían en ellas y todos los objetos que contenían.

Esos techos de material vegetal alcanzan un peso considerable, pero el lugar se construyó de una sola vez y durante el tiempo que pervivió no fue necesario hacer modificaciones en la estructura. Tampoco duró mucho como os contaré a continuación. En torno a las casas se levantó una empalizada defensiva que estaba recorrida en su parte interior por un camino de madera.

Podría parecer un crannog, pero en realidad se trataba de un asentamiento compuesto de varias edificaciones, una verdadera comunidad.

Pescaban, comerciaban, cazaban y cultivaban cereales en los campos vecinos en tierra firme. Navegaban y tenían al menos 9 embarcaciones monóxilas, hechas de un sólo tronco, que fueron descubiertas en 2012. (Hilts, 2012).

El final del poblado. Un incendio.

Aproximadamente un año después de haber sido fundado el asentamiento, sucedió una desgracia. El fuego arrasó el conjunto palafítico y sus habitantes debieron irse con lo puesto por lo que se ha conservado. Ese incendio tuvo unas consecuencias nefastas para las familias de Must Farm, pero para los arqueólogos fue casi un milagro.

El fuego carbonizó numerosos fragmentos de tejido, que al quemarse pasaron de ser material orgánico a inorgánico, y quedaron sumergidos en el suelo fangoso del río. Los enormes techos de materia vegetal se desplomaron sobre las paredes y todo lo que contenían las cabañas y los sepultaron en el fondo del río. Cerámicas completas, armas, herramientas, objetos de pesca, etc… Las vigas que formaban las casas se desplomaron y quedaron agrupadas cada una debajo del lugar que habían ocupado cuando estaban en pie.

Fragmentos de tejido recuperados. Fuente www.mustfarm.com

El canal del río fue depositando poco a poco sedimentos finos que tenían una peculiaridad, eran anóxicos, es decir, al cabo del tiempo acabaron perdiendo todo el oxígeno (Malim et. al., 2015) que contenían impidiendo la putrefacción de los objetos sepultados y sellándolos en el fondo hasta que los descubrieron los arqueólogos hace cuatro años.

Importancia del asentamiento

Lo habitual cuando estudias un poblamiento suele ser que presente un palimpsesto, es decir, que haya sido ocupado durante diferentes épocas y que los pobladores de un periodo remuevan o eliminen los restos de una ocupación anterior.

En Must Farm tenemos la oportunidad de ver la vida de un yacimiento completo de la Edad del Bronce durante un año. La poca energía de las aguas del río mantuvo los restos casi en su posición original en el contexto del poblado, pero también dentro de las cabañas. Se ha podido determinar el lugar que ocupaban las cerámicas en la cabaña, los huesos (sabemos que estaban en el lado contrario), qué cerámicas estaban dentro en el momento del incendio, y cuales habían sido arrojadas fuera y por qué (algunas se rompieron en el proceso de cocción).

Rueda de la Edad del Bronce. Fuente www.musfarm.com

Del análisis de las cerámicas sabemos qué comían ya que se pudo detectar trazas de los alimentos que contenían, y no sólo eso. Sorprendentemente se han detectado coprolitos (excrementos), tanto de humanos como de perros. (Ledger et al., 2019) De su análisis se obtuvo presencia de huevos de parásitos que nos hablan de las enfermedades que podrían padecer, así como de su dieta.

Los metales estaban en tal estado de conservación que mantenían el brillo dorado del bronce, o las puntas de lanza listas para ser usadas. Hoces de diversos tipos, etc. También multitud de objetos de madera, como una rueda de carro en muy buen estado, casi completa, cucharas y otros objetos cotidianos…

En el futuro. Conclusión

El yacimiento fue sellado de nuevo y se está trabajando en su conservación, que al igual que los de las localizaciones vecinas en la cuenca de Flag Fen presentan problemas de mantenimiento importantes una vez descubiertos.

Se va a crear (creo que todavía no está abierto) un museo con todos los restos extraídos del yacimiento y se estudia todo el material con el objeto de reconstruir, al menos teóricamente, todo lo posible el poblado.

En conclusión, creo que ya os he transmitido mi entusiasmo sobre este increíble lugar. Para que podáis ampliar información os paso una bibliografía que he consultado y sobre todo el sitio web de la excavación que contiene cientos de fotos e información interesante. Creo que ya tengo nuevo yacimiento favorito. ¿Cuál es el tuyo?.

Bibliografía

Knight, M. (2009). “Excavating a Bronze Age Timber Platform At Must Farm, Whittlesey, Near Peterborough”, Past, pp. 1-4.

Hilts, C. (2012). “Must Farm’s Bronze Age Boats”. Current Archaeology. Disponible en:
https://www.archaeology.co.uk/articles/news/waterworld.htm (Consultado: 21 noviembre 2020)

Knight, M. (2012). “Articulating Britain’s lost prehistoric landscape”, Must Read, pp. 1-12.

Malim, T., Morgan, D. y Panter, I. (2015). “Suspended preservation: Particular preservation conditions within the Must Farm – Flag Fen Bronze Age landscape”, Quaternary International, 368, pp. 19-30. doi: 10.1016/j.quaint.2014.10.042.

Must Farm (2015). “Dig Diary 6: Textiles”. Disponible en: http://www.mustfarm.com/progress/site-diary-6-textiles/ (Consultado: 20 noviembre 2020)

Must Farm (2016). “Dig Diary 27: Pottery”. Disponible en: http://www.mustfarm.com/progress/site-diary-27-pottery/ (Consultado: 20 noviembre 2020)

Knight, M. et al. (2019). “The Must Farm pile-dwelling settlement”, Antiquity. doi: 10.15184/aqy.2019.38.

Ledger, M. L., Grimshaw, E., Fairey, M., Whelton, H. L., Bull, I. D., Ballantyne, R., Knight, M., & Mitchell, P. D. (2019). “Intestinal parasites at the Late Bronze Age Settlement of Must Farm, in the fens of East Anglia, UK (9th century B.C.E.)”. Parasitology, 146(12), 1583-1594. https://doi.org/10.1017/S0031182019001021

- Recomendación -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

La tumba del pequeño galo enterrado con su cachorro

Es uno de los últimos descubrimientos publicados por el INRAP, se trata de una excavación preventiva realizada con motivos...

Artículos relacionados