Tiempo de lectura: 4 minutos

Venga, si eres de los/las que no puedes esperar puedes ir al final del artículo, pero sino, me gustaría que leyeras un poco más sobre esta leyenda del mundo celta insular.

Lo que quizá más me sorprendió fue descubrir hace unos pocos días, y esto fue lo que me motivó a escribir este post, que un yacimiento arqueológico de la Edad del Hierro inglesa era el lugar que la tradición marcaba como cuna de esta gran reina británica, cuya fama llegó a superar la de la misma Boudica.

Los créditos de las imágenes los he dejado al final de la entrada.

Una fortaleza de la Edad del Hierro, como lugar de nacimiento de una reina famosa en el Medievo.

El lugar hoy el día es conocido como Old Oswestry, y hace poco hablamos de que era un sitio amenazado por la especulación urbanística, y en el que un movimiento vecinal había plantado cara y parado las obras. Lo último que he sabido es que la historiadora y escritora (Mary Beard, una de mis favoritas sin lugar a dudas) les había dado voz en esta lucha. Tambien Sir Barry Cunliffe se ha opuesto a que las excavadoras entren en el lugar si no es para profundizar en el conocimiento de su pasado.

Mujeres del mundo celta. Quien era la reina Ganhumara de Britania
Reconstrucción de Old Oswestry. Shropshire. Gales. Gráfico English Heritage

Old Oswestry (link a su ficha en English Heritage) es un yacimiento arqueológico bien conocido al que se supone una antigüedad de unos 3000 años. Es un hillfort muy bien defendido con un sistema de defensas concéntrico sobre una empinada colina. En su lado occidental presenta algunas obras medievales ya que este sitio fue un punto estratégico en la fase de ocupación sajona contra Gales, pero quizá las más recientes alteraciones le han venido dadas por haber sido campo de tiro y lugar de prácticas de artillería militar en el siglo XX antes de que el lugar fuera protegido por el Estado Británico.

Bueno, ya tenemos una fortaleza donde según las leyendas nació una niña que sería reina de toda Britania.

Un nombre en lengua celta para una reina cristiana

Su nombre Ganhumara es una corrupción de un nombre indígena. Uindā Seibra, ‘sombra blanca’ o ‘hada blanca’; en britónico: Vino-Hibirā, en córnico y en bretón: Gwenhwyvar o Gwined-yar, y en galés Genhwyfar; un nombre que está emparentado con el irlandés Findabair, el mísmo nombre que tenía la hija de la reina Maeve y el rey Ailill en el Tain gaélico.

Mujeres del mundo celta. Quien era la reina Ganhumara de Britania

Una reina que le hace la puñeta a un rey muy cristiano, con un asesor muy pagano

En una de las tríadas galesas (Trioedd Ynys Prydein, no. 56), hay tres Gwenhwyfars casadas con el Rey XXX (sigamos el juego). La primera es la hija de Cywryd de Gwent, la segunda de Gwythyr ap Greidawl, y la tercera de (G)ogrfan Gawr (“el Gigante”). En una variante de otra tríada galesa (Trío Ynys Prydein, nº 54), sólo se menciona a la hija de Gogfran Gawr. Había una vez una rima popular conocida en Gales sobre Gwenhwyfar: “Gwenhwyfar ferch Ogrfan Gawr / Drwg yn fechan, gwaeth yn fawr (Gwenhwyfar, hija de Ogrfan Gawr / Malo cuando es pequeño, peor cuando es grande)”.

Es decir, es un ser medio-humano medio, vamos a llamar, feérico, hija de un gigante (que suponemos no era cristiano) y que no sale bien parada por parte de los cronistas que contaron la leyenda de la que forma parte.

La tradición galesa recuerda a la hermana de la reina, Gwenhwyfach, y registra la enemistad entre ellas. Dos tríadas (Trioedd Ynys Prydein, nº 53, 84) mencionan la disputa de Gwenhwyfar con su hermana, que se creía que era la causa de la batalla de Camlann (esta es una buena pista). A mediados del siglo XII, en el cuento popular galés Culhwch y Olwen, se la menciona también junto a Gwenhwyfach. Más tarde el romance alemán Diu Crône le da a Ganhumara dos hermanas, incluyendo a la Reina Lenomie de Alejandría.

Venga, no me enrollo más. Efectivamente hablamos de la Reina Ginebra, esposa de Arturo y amante de Lancelot

Es curioso como ha tratado la historia a esta reina celta. Siempre creí que el papel que le otorgaban a la reina en el ciclo de Arturo era el de encarnar una serie de vicios negativos que hicieran brillar más si cabe la figura (masculina y cristiana) del rey guerrero.

Mujeres del mundo celta. Quien era la reina Ganhumara de Britania

Sin embargo, cuando rascas con la uña la superficie colorista e idealizada del ciclo medieval, asoma quizá un personaje mucho más profundo, y pagano. Un antiguo ser mitad hada, mitad humana, que proviene de los recuerdo más remotos y antiguos de la memoria celta.

Quizá la última reina antigua, representando en el matrimonio con Arturo, la unión de dos mundos, el pagano y el nuevo mundo de la fe cristiana pero en el que desempeña un papel de traición, cómo no, representado en la figura de la mujer.

Créditos.Imagen principal:

The Temptation of Sir Percival, 1894, Arthur Hacker (1858-1919), Oil on canvas. wiki commons

Imagen 2

Guinevere and her ladies-in- waiting, in ‘the golden days’

Imagen 3
Old_oswestry. Shropshire. Gales. Gráfico English Heritage

Imagen 4
Lancelot Brings Guenevere to Arthur, an illustration for Andrew Lang’s The Book of Romance (1902). Wiki Commons