Monte do Seixo y a Porta do Alén. Lugares sagrados de Galicia

Te recomendamos

Paseando por Monte Areo, Asturias

Un paseo que me recordó al que dimos en busca de los petroglifos de Auga da Laxe, en Galicia....

Un poco de historia de Dublín y la visita a la herencia vikinga de la capital irlandesa. Dublinia

La actual capital de Irlanda esconde en su subsuelo dos asentamientos históricos, hasta cierto punto antagónicos. Por un lado...

Auga da laxe. Un lugar sagrado para los guerreros del bronce

Nos adentramos en las pistas que suben al monte Galiñeiro en busca de uno de los conjuntos de petroglifos...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianGermanIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 3 minutosHace unas semanas un amigo me habló de A porta do Alén, (la puerta del más allá), un lugar en Galicia que me recomendaba visitar, y del que incomprensiblemente, no tenía noticia. Ahora que he buscado información sobre él tengo la sensación de que ésto es como si te dicen que si no conoces El Teleno, o Santa Tecla… pero lo cierto es que hablando con otra gente de fuera de Galicia, resulta que estaban como yo, así que me imagino que fuera de ella no es tan conocido. Dicho esto, me vino a la cabeza escribir un post y marcarlo a fuego en el mapa para la próxima visita a Pontevedra.

Hablamos de uno de los lugares de Galicia donde el término “mágico” parece encajar de forma más evidente. El monte do Seixo, es un lugar donde en la actualidad se unen varios concellos y además es un lugar que literalmente está plagado de leyendas. Le llaman la montaña mágica, y cuando ves que contiene lugares como éste te das cuenta de por qué.

A Portalén o Porta del Alén, puede traducirse como Puerta del más allá. El Alén es el otro mundo gallego, y no es el cielo ni el infierno… es el Alén. Se trata de un santuario, lo que parece confirmar la mitología local, si entendemos santuario como el lugar donde entrar en contacto con la divinidad, el otro mundo, etc. pero lo que no se si está tan claro es si ha sido erigido por el hombre o no. NO digo que no lo sea, sino que no corresponde a los típicos monumentos megalíticos en su disposición. Al menos todo el conjunto, ya que en lo que se centran los que defienden su caracter artificial es en la piedra que forma el dintel de la puerta, de la que se dice que ha sido colocada, no está allí de forma natural.

El lugar conserva algo, desde mi punto de vista, sorprendente. Un ritual de consulta al más allá. Se trata de lo siguiente. Los vecinos de las aldeas cercanas venían y atravesaban la puerta, siempre de este a oeste, y tenían que dejar una ofrenda al otro lado, bien un trozo de pan o dejar una vela encendida. Una vez depositada la ofrenda es cuando hacían a los muertos la pregunta que querían hacer. La respuesta venía dada por el viento que sopla entre las piedras. Para terminar el ritual había que volver por el mismo lugar, sin fallo, porque sino existía el peligro de quedarse en el Alén para siempre. Alucinante ¿verdad?

Es una parte de un conjunto de lugares con fuerte carga simbólica y ritual. En las inmediaciones está o Marco do Vento. Un marco es una piedra que señala un límite, normalmente esas grandes piedras que marcan los ejes de las propiedades en la Galicia y Asturias rural (al menos la del occidente). He visto que aparece como menhir en muchas publicaciones, y concuerda con el carácter de límite territorial que se le da a estos monumentos. El escritor local Rafa Quintía incluso apunta la teoría de que sea el lugar delimitador de los conventos Lucense y Bracarense. Hoy en día marca aproximadamente todavía los límites de los concellos que os decía arriba. En él hay dos cruces grabadas profundamente, lo que pone de manifiesto su caracter sagrado antiguo.

Pero aparte de estos dos increibles lugares hay más. Si seguimos a Quintía, en las inmediaciones se encuentra una necrópolis megalítica conocida como Chan de mamas. De las piedras hay varias relacionadas con ritos fertilizadores como a Laxe da Marisqueira, o la piedra coronada con una cruz de Cruz do Seixo, que servía para curar dolencias con el agua de lluvia que queda en las pilas que hay en la parte de arriba. Desde el altar, cada 24 de Julio el sacerdote bendice las tierras al pie del monte y pide que haya buenas cosechas.

¿Se os ocurren más razones por las que nos apetezca tanto ir?

Os dejo mapa de google

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Monte do Seixo y a Porta do Alén. Lugares sagrados de Galicia

Hace unas semanas un amigo me habló de A porta do Alén, (la puerta del más allá), un lugar...

El castillo de Gauzón va a tener su museo propio

Es un tema que se lleva comentando desde hace varios años y que parece que ahora se encarrila tras la última reunión de la...

Localizado un nuevo castro en el concello de Mañón, A Coruña

La asociación Mariña Patrimonio acaba de anunciar en sus redes sociales el descubrimiento de un nuevo castro, esta vez en el concejo de Mañón,...

La séptima sauna castrexa de Galicia podría haber sido descubierta

Informaba ayer Mariña Patrimonio que se acaba de documentar un nuevo castro en la zona conocida como A Maradona, en el concello de Barreiros,...

Relación entre los “cruceiros” de Galicia y Bretaña.

Como os decía en el post de hace unos días sobre el Finistère, una de las cosas que más te va a llamar la atención...

Artículos relacionados