Carlos Nuñez, Baiona 2019
Tiempo de lectura: 3 minutos

El sábado 13 de Julio llegamos a Baiona entre un buen chubasco y algunos truenos lo que nos hacía sospechar que la ubicación inicial en los exteriores del Parador de Baiona del concierto de Carlos Nuñez no iba a ser posible. Al llegar nos confirmaron que iba a tener lugar en el salón medieval.

Master class de musica celta en el concierto de Carlos Nuñez en Baiona

Independientemente de lo bien que me lo he pasado en todos los conciertos de este gran artista, en esta ocasión la experiencia ha sido mejor, si cabe, porque tengo que decir que he aprendido, y mucho. Aparte de la acertada selección de temas, el hilo conductor del espectáculo es un recorrido desde la música celta más antigua de la que se tiene constancia, hasta la música contemporanea en el rock y el pop británico. No es por capricho, la base pentatónica de la música celta se ha ido transmitiendo desde el medievo hasta los distintos estilos musicales a lo largo de los siglos.

La excepcional arpista irlandesa, Ciara Tafee, nos deleitó con una pieza de las que se tocaban con el arpa de cuerdas de oro representada en el pórtico de la gloria de Santiago. La lira no tenía cuerdas de oro, pero los dedos de la artista son excepcionales y nos transportó a una época muy antigua, como decía ella, esta pieza se cuenta que fue tocada en la corte del rey Arturo, lo que, al margen de la leyenda si nos da una pista de la edad de la composición.

Personalmente, uno de los momentos que más me gustó fue cuando Carlos Nuñez tocó una pieza con una de las gaitas más antiguas irlandesas que se conocen, la pastoral pipe, el antecesor de la Uilean pipe. Un sonido medieval, antíguo en si mismo, con ecos de zanfoña y lamento de edades pasadas que me transportó en el tiempo.

Las cantigas de Santa María, de las que tengo que informarme más a fondo porque son una recopilación de la música de los trovadores de muy distintas nacionalidades, incluidos gallegos, irlandeses, escoceses, etc… que traían piezas recogidas directamente de la tradición popular fueron otra parte interesantísima del concierto.

Bailamos danzas bretonas todos unidos por los meñiques, y nos movimos a ritmo de The Who. Un espectáculo cercano, impecable y divertido, en un lugar excepcional sin duda como es el Parador de Baiona.Los acordes de Félix Verry especialista de la fídula medieval, o el violinista canadiense Jon Pilatzke, autentica alma mater de la fiesta (qué buen músico y qué risas con él), así como la percusión del otro Nuñez, son el complemento ideal al espectáculo. en cética.Como os digo, no solamente fue un concierto excepcional y divertido, sino una auténtica clase magistral de musica celta de la que salí con muchas buenas ideas para investigar

Master class de musica celta en el concierto de Carlos Nuñez en Baiona

Aqui quedan las fechas de los conciertos por si os interesan.

Master class de musica celta en el concierto de Carlos Nuñez en Baiona