Tacuino Sanitatis S. XIV. Recogida de la cosecha
Tiempo de lectura: 2 minutos

El primer día de agosto es una de las grandes fiestas del calendario celta. Lúnasa, o Lugnasad, las bodas de Lug. Una fiesta que se conservó sobre todo en la Irlanda pagana, y de la que suponemos hay ecos en las tradiciones de otras zonas de la céltica debido a la gran difusión de este dios por el viejo continente.

Lugnasad tiene una doble vertiente. Es el principio de la época de la cosecha, la recogida de las primeras frutas, y sobre todo era una reunión donde se encontraba la comunidad. Un auténtico festival de verano, el Aenach Tailteann cuando tenían lugar ferias, comercio, carreras de caballos y reuniones de tribus y durante el cual no se hacía la guerra. Se decía que las bodas celtas se realizaban preferentemente en esta fecha y se extendían durante un año, transcurrido el cual se renovaban los votos por otro año o se formalizaba como un enlace para toda la vida. Por tanto es una fiesta de principio, de inicio de alianzas y de creación de lazos. Pero también es una fecha que conmemora un final, ya que se celebraba el funeral de Tailtiu, la madre adoptiva de Lug, quien después de preparar todas las llanuras de Irlanda para que pudieran ser cultivadas murió de agotamiento. Es la representación de la fecundidad de la cosecha, la naturaleza que nos da sus frutos y tras hacerlo muere una vez cumplida su función. Es el momento de recogerla.

No tenemos constancia de la celebración de lugnasad fuera de Irlanda de esta manera, pero en tiempos de Augusto los galos celebraban en Lyon (Lugdunum, la ciudad de Lug) la fiesta en honor al genio del emperador el 1 de Agosto. Es decir, los romanos habrían sustituido la fiesta en honor del dios principal en un culto imperial. La figura de Lug pasó al cristianismo como San Lorenzo para cristianizar a los galos. La fiesta cristiana se celebra el 10 de Agosto, curiosamente la lugnasad duraba 15 días a partir del 1º de este mes. En Lyon siguen celebrando fiesta en esta fecha.

Me viene a la mente el castro de Santa Gadea en el occidente de Asturias. Hoy prácticamente desaparecido al erosionarlo la mar y dejarlo repartido en islotes. En él existía una capilla (si, dentro del castro, como sucede con otros restos arqueológicos antiguos, como dólmenes y poblados celtas), dedicada precisamente a San Lorenzo – (Lug?). Al comerse la mar el terreno donde estaba, la trasladaron a otro campo cercano que está sobre la playa de Penarronda, y se llama campo de San Lorenzo también. Curioso que en un castro celta del noroeste levanten un templo dedicado a San Lorenzo. ¿Existiría un culto a Lug en ese poblado?.

A mi mujer le pone de los nervios que repita algo que mi padre me repitió a mi hasta la saciedad, y supongo que su madre a él, y así desde hace muchos años. Primer día de agosto, primer día de invierno :). Es decir, primer día de agosto, primer día en el que nos encaminamos hacia el invierno celta.