Los Siluros, la poderosa tribu britana venida de Hispania

Te recomendamos

El pendiente de la Mora

Esta es una de esas historias que me encuentro por casualidad buscando información sobre otra cosa. Lo cierto es...

El castro de San Chuis

Recientemente ha ocupado páginas en la prensa regional al ser incluido en los planes de la consejería de Cultura...

Este es el lugar donde César desembarcó por primera vez en Britania

Entre el 58 y el 50 A.C., Julio César lideró sus legiones romanas a través de la actual Francia,...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura:4minutosBritania, 48 d.C. el general romano Publio Ostorio Escápula encabezaba una expedición de conquistas por lo que hoy es el país de Gales. Entró en el territorio por el norte, donde estaban asentadas las tribus de los deceanglos, que apenas pusieron resistencia. Si se las prometía felices con esta victoria, pronto saldría de su engaño, ya que los siguientes años se lospasó peleando con dos pueblos poderosos que ocupaban los territorios del centro y oeste de gales, los Ordovices y los Silures.

Estos últimos lucharon en una confederación de pueblos bajo un lider militar, Carataco, que en realidad era princeps de los Catuvellaunos (celto-belgas), derrotados en el 43. Este lider de la resistencia no tendría mejor suerte en este segundo intento, y tras liderar a los siluros fue derrotado en tierras Ordovices en el 51 dC.

Los siluros no se rindieron a pesar de no contar con él, y opusieron una feroz resistencia en forma de guerra de guerrillas que acabaría desgastando física y psicológicamente a las legiones. Escápula proclamaría que debían ser exterminados al completo, sin embargo la realidad es que se limitó a levantar una serie de fortificaciones para tenerlos contenidos contra la costa. Sin embargo los siluros no se dejaron amedrentar y cayeron sobre los romanos consiguiendo una aplastante victoria. No obstante el general romano no se dió por vencido y envió de nuevo tropas en gran número con el objetivo de aniquilarlos. De esta época es la frase de Tácito “Silurum gens no atrocitate, no clementia mutabatur” (Pueblo Siluro a cambio de vuestra atrocidad no habrá clemencia). Estuvo a punto de conseguirlo, pero falleció, y los Siluros aprovecharon la oportunidad y machacaron a la Legio II Augusta.

Los años siguientes son escasos en documentación sobre ellos y no se sabe a ciencia cierta si fueron derrotados o simplemente aceptaron un pacto de paz. Sea como sea entraron en la historia. Los restos más importantes de esta tribu son los de la ciudad llamada Venta Silurum, la actual Caerwent al sur de Gales. Creada como ciudad comercial y poblada por veteranos de guerra en Britania con el fin de pacificar a las tribus.

¿Pero de dónde surge la idea de que vinieron de Hispania?

Básicamente de Tácito, quien en varias ocasiones se manifiesta en ese sentido.

“Los atezados rostros de los silures, el pelo ondulado de su mayoría y la posición de Hispania situada enfrente inducen a creer que antiguos iberos cruzaron el mar y ocuparon aquellos lugares”

Teniendo en cuenta que Tácito consideraba iberos a todos los habitantes de la Península Ibérica y que las relaciones entre el norte de Hispania y las islas británicas estan atestiguadas desde al menos la edad del bronce, es probable que tuviera parte de razón, aunque siendo justos hay que dejar constancia de que hay algunos autores que creen que esa llegada tuviera un paso intermedio a través de Hibernia (Irlanda).

Jordanes en “De origine actibusque Getarum” (551 d.C) , dice que…”Los siluros son de tez morena y la mayoría nacen con el cabello rizado y negro. En cambio, los habitantes de Caledonia son pelirrojos y corpulentos, pero blandos. Se parecen a los galos o a los hispanos, dependiendo de su orientación hacia uno u otro país, por lo que conjeturaron algunos que la isla acogió a pobladores venidos de estos pueblos vecinos…” Sin duda se refería a Tácito.

Alfonso X el Sabio, en la Primera Crónica General de España ya dice que el nombre original de Britania era Siluria.

Pero en el siglo XVII el padre Luis Alfonso de Carvallo, astur de nacimiento (Cangas del Narcea), escribe extensamente sobre este hecho, en base a documentos recogidos en monasterios de la época va mucho más allá.

“Por estos tiempos, cerca del año de 255 antes de la venida de Nuestro Señor, los antiguos moradores de Asturias, siendo hombres nacidos para la mar, como siempre los huvo en estas Costas, pasavan muy de ordinario a la Isla de Bretania, que aora llaman Inglaterra, navegando las anchuras del mar Oceano hasta las partes Occidentales de Inglaterra, que poblaron y habitaron, haziendo sus casas de madera, y estacones hincados en la tierra, entretexidos con varas, y les llamaron los Siloros: algunos dizen que llamavan así generalmente todo los Españoles que habitavan en la Costa Septentrional; pero no se halla tal nombre en la descripcion de España, ni en ningun cosmógrafo, y asi este nombre de Soloros, o como dize Ptolomeo, Silires, pienso que es vocablo de aquella Isla, que pusieron los naturales de ella a los Asturianos que alli se avecindaban; hallanse en Inglaterra algunos lugares con los mismos nombres que otros que ay en Asturias, como Luco, Pravia, Tineo que Ptolomeo pone en aquella Provincia, y en la nuestra los ay del mismo nombre.” Antigüedades y cosas memorables del Principado de Asturias.(Año 1613) Parte I, Título III, VIII.

A la luz de las últimas teorías sobre el mundo celta, parece que vuelve a cobrar sentido el movimiento de gentes desde el norte de España a las islas británicas. Por ejemplo en fechas recientes las publicaciones de mapas genéticos de los europeos ponen de manifiesto el significativo peso de las poblaciones “iberas” en el componene genético de los británicos actuales, mucho más potente que el tan predicado origen germanico o centroeuropeo en comparación.

El viejo paradigma de celtas rubios y altos procedentes de la pura centroeuropa está en desuso completamente y son pocos los que lo siguen manteniendo, supongo que alentados por motivos ajenos a la historia y la arqueología, y cobra cada vez más peso la teoría de que los idiomas celtas, por ejemplo, se crearon en España y luego se transmitieron a las islas via contactos comerciales o poblacionales, como el que revisamos en esta entrada.

Por tanto nos queda mucho por descubrir en este sentido, estamos expectantes sobre lo que nos depara el futuro de estas investigaciones.

- Recomendación -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

La brujería en Asturies. Una bruxa auténtica en Brañavara.

La brujería del norte de España tiene un recorrido amplísimo. No es lugar este para entrar en profundidad sobre...

Artículos relacionados