Emblema de la Legio II Augusta. CC
Tiempo de lectura: 2 minutos

Fundada por el emperador Augusto en el 43 a.C. su primer objetivo fue la guerra contra Marco Antonio. En Hispania, ya en el 25 a.C. combatió en las guerras cántabras y asturies hasta el 19 a.C. Tras este periodo fue desplazada a Segisama Julia, Sasamón, en Burgos. en el 12 a.C. fue trasladada a combatir a Germania.

Allí participó en el desastre del Bosque de Teutoburgo en el año 9 a.C., cuando Publio Quintilio Varo perdió tres legiones, y entonces fue trasladada a la Alta Alemania con un campamento base en Moguntiacum (la actual Maguncia).

Al igual que otras legiones, la II Augusta serviría con Germánico (l. 15 a.C. – 19 d.C.) . Posteriormente, la legión fue trasladada a Argentoratum (actual Estrasburgo) y, en el año 21 de la era cristiana, ayudó a reprimir una rebelión en la Galia dirigida por Julio Sacrovir.

En el año 43, la legión participó en la invasión de Britania bajo el liderazgo del futuro emperador Vespasiano (69-79). En los cuatro años siguientes, participó en 30 batallas, capturando al menos 20 ciudades. Aunque la legión tuvo éxito en sus primeras campañas, llegando a ocupar la isla de Wright, no participó en la supresión de los rebeldes de Boudica. Supuestamente, el prefecto del campamento ignoró las órdenes de apoyar al gobernador provincial Suetonio Paulino; el prefecto del campamento se suicidó posteriormente.

En el año 69 d.C., cohortes de la II Augusta lucharon con Otón y posteriormente con Vitelio contra Vespasiano durante el Año de los Cuatro Emperadores. Ante la inminente derrota de Vitelio, la legión optó sabiamente por apoyar a su antiguo comandante Vespasiano. Después de que las cohortes regresaran a Britania, el gobernador Julio Frontino (74-78 d.C.) vio la necesidad de pacificar Gales y presentó una serie de campañas. La Legio II Augusta fue asignada a una nueva fortaleza en Isca Silurum, donde se mantendría como base durante los siguientes 200 años. Del 77 al 84 ce cohortes de la legión se desplazarían hacia el norte y harían campaña con el nuevo gobernador Gneo Julio Agricola. Aunque estuvo presente en la batalla de Mons Graupius en el 83 d.C., no participó.

Después del año 122, la legión participó en la construcción del Muro de Adriano y, posteriormente, del Muro de Antonino. En 192 d.C., el emperador Cómodo (r. 180-192 d.C.) murió provocando una guerra civil entre los posibles contendientes, y el gobernador de Britania, Clodio Albino, se llevó varias cohortes para luchar contra Septimio Severo (r. 193-211), pero fue derrotado. Más tarde, Severo dirigió una expedición contra los escotos; sin embargo, sus hijos Caracalla y Geta abandonaron la incursión. Hacia el año 290, la legión volvió a luchar en el norte contra los pictos y escotos pero se sabe poco de ella después del siglo III de nuestra era.

Artículo anteriorEl turismo histórico como forma de empleo. El Centro Crannog de Escocia
Artículo siguienteLegio VI Victrix

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here