Las mujeres en el mundo celta. ¿Me violas?, pues te corto la cabeza. Quién era Chiomara

Te recomendamos

El castro de Taramundi

Situado en la parte baja de la localidad se encuentra un castro que suele pasar desapercibido en las visitas...

Algunas fotos del “henge” de Barreiros, Lugo.

Recuerdo que me enteré por la prensa de que había sido descubierto un extraño círculo de piedras en la...

Locronan, uno de los pueblos más bonitos de Bretaña

Que no lo digo yo, sino una especie de concurso anual que hacen en nuestro país vecino para seleccionar...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianGermanIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 2 minutosLa historia de Chiomara nos llega a través de Plutarco en su obra “Virtudes de mujeres”. En ella nos cuenta como esta mujer, esposa de un caudillo gálata llamado Ortiagón, protagoniza una escena de venganza épica, a la altura de cualquier guerrero masculino.

Os paso la traducción de la obra de Plutarco que está disponible online en inglés.

“Sucedió que Chiomara, la esposa de Ortiagón (n.t. jefe de la tribu de los Volcas Tectosages), fue hecha prisionera de guerra junto con el resto de las mujeres en la época en que los romanos bajo Gnaeus vencieron en la batalla a los gálatas en Asia. El oficial que obtuvo la posesión de ella usó su buena fortuna como lo hacen los soldados, y la deshonró.

Era, naturalmente, un hombre ignorante sin autocontrol en lo que se refiere al placer o al dinero. Sin embargo, fue víctima de su amor por el dinero y, cuando se acordó una gran suma de oro como precio por la mujer, la llevó a cambio del rescate a un lugar donde un río que fluía entre ambos formaba una frontera.

Cuando los gálatas cruzaron y le dieron el dinero y recibieron a Chiomara, ella, con un movimiento de cabeza, le indicó a un hombre que golpeara al romano porque se estaba despidiendo de ella afectuosamente. Y cuando el hombre golpeó obedientemente la cabeza del romano, ella la recogió y, envolviéndola en los pliegues de su ropa, se marchó. Cuando ella se acercó a su marido y bajó la cabeza ante él, él dijo con asombro, “Una cosa noble, querida esposa, es la fidelidad.” “Sí”, dijo ella, “pero es más noble que sólo esté vivo un hombre que haya intimado conmigo”. 

Polybius dice que tuvo una conversación con esta mujer en Sardis, y que admiraba su buen sentido y su inteligencia.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

El máxicu viaxe de Fionna De Morlay

La colaboración de hoy de C3lt4.tr4d? nos resulta especialmente agradable, ya que aborda la última obra de uno de...

Localizado un nuevo castro en el concello de Mañón, A Coruña

La asociación Mariña Patrimonio acaba de anunciar en sus redes sociales el descubrimiento de un nuevo castro, esta vez en el concejo de Mañón,...

Visitamos las excavaciones de la villa romana de la Estaca. Asturias. Campaña 2020

De nuevo acudimos ilusionados a las jornadas de visita de la villa romana de San Martín de la Estaca, y esta vez, más si...

El mundo vikingo era más complejo de lo que suponíamos hasta ahora

La influencia de los vikingos en las naciones celtas insulares es muy notoria, sobre todo en países como Escocia, Irlanda y la Isla de...

La séptima sauna castrexa de Galicia podría haber sido descubierta

Informaba ayer Mariña Patrimonio que se acaba de documentar un nuevo castro en la zona conocida como A Maradona, en el concello de Barreiros,...

Artículos relacionados