El santuario de monte Facho
Tiempo de lectura: < 1 minuto

Fue mucho antes de que los peregrinos acudiesen a Compostela. O que lo hiciesen a Jerusalén o a Roma, estos últimos los auténticos romeros. Porque las peregrinaciones ya existían antes del cristianismo: en Cangas están documentadas antes de nuestra era y, sobre todo, en el siglo IV con el santuario al dios Berobreo. Hablamos de un lugar mágico, en el monte Facho, en el confín de la península do Morrazo, donde las vistas son espectaculares sobre las islas Cíes. Hoy, sigue sobrecogiendo al visitante en una cima desde la que cada día el sol cae al mar y termina el mundo.