La piedra de Londres en la exposición temporal del museo de Londres en 2018. https://www.theguardian.com/uk-news/2018/sep/23/karma-restored-mythical-london-stone-returns-to-its-city-home#img-2
Tiempo de lectura: 4 minutos

Hoy os voy a hablar de un objeto peculiar. No por su forma o composición, que al fin y al cabo parece una piedra sin más, sino porque como alguien dijo de ella, es un objeto que “todo el mundo considera importante pero la mayoría no saben por qué” (Ian Sinclair). Un ejemplo de cómo las viejas piedras acaban teniendo una historia “moderna”.

Un poco de Historia

La piedra de Londres aparece oficialmente en la Historia en 1598 en la obra Survey of London del anticuario Jon Stow. Según cuenta la piedra aparecía en una lista de propiedades de la catedral de Canterbury (lista ahora perdida), que el rey sajón Athlestan le había donado. Éste reinó entre 924 y 939.

La piedra de Londres
La piedra de Londres hacia 1820. Fuente. Allposters.com

Lo cierto es que durante todo el final de la Edad Media y Moderna, la piedra aparece en las crónicas de la ciudad como un objeto de extrema importancia, con su propia iglesia construida para contenerla. Dicha iglesia fue destruida casi completamente en 1940 por los bombardeos nazis.

Pero ¿cómo es la piedra de Londres?

El objeto en sí es realmente un fragmento de la piedra original que puede haberse fracturado en los incendios de 1666. Tiene unas dimensiones aproximadas de 90 × 60 × 30cm y su material es arenisca, y se ha especulado con que provenga de Bath, de donde procedían la mayoría de materiales de construcción del londres romano.

La piedra de Londres
London Stone. Museo de Londres

Posiblemente la piedra original tuviera unas dimensiones mucho mayores, de hecho en el siglo XVI se la menciona como una gran piedra hincada en el suelo sostenida por barras de hierro.

En definitiva ¿Qué es y qué funcionalidad tuvo la piedra?

Desde la Edad media se han formulado infinidad de hipótesis sobre qué era la piedra. Todo el mundo consideraba que era importante pero nadie sabía lo que era, como decíamos al principio (sigue siendo así en el siglo XXI).

Se cree que su ubicación original estaba sobre la colina de Ludgate, donde hoy está la Catedral de San Pablo. Esta colina se cree que fue el lugar donde fue enterrado el rey britano Lud, el constructor del poblado original prerromano en la Londres actual en tiempos antiguos.

Este rey legendario hace referencia a Lug en la mitología galesa, por lo que probablemente nos encontramos con un mito fundacional con algún fundamento. La piedra, formaría parte de un círculo de piedras megalítico en la cima de la colina, rodeando la tumba del rey.

En el siglo XIV se consideraba que la piedra había sido traído por Bruto, de Troya, el legendario fundador de Britania, lo que viene a confirmar que en la época se tenía la percepción de que tenía una gran antigüedad. Cien años después Stow confirmaba que se había perdido todo recuerdo de su significado original, aunque Candem, por la mísma época determinaba que se trataba de un miliario romano a partir del cual se medían todas las distancias en Inglaterra.

La piedra de Londres
London Stone. Extraida de https://jongoodbun.wordpress.com/2010/11/05/london-stone/

Dos siglos más tarde la piedra se atribuía a rituales druídicos. En el siglo XIX surge el famoso verso que dice que Londres seguirá prosperando mientras dure la piedra de Londres. Pese a que se considera una invención literaria, puede que esa sea la creencia mayoritaria no oficil desde tiempos medievales, de ahí la veneración a la misma.

En los años 60 del siglo XX se determinó que la posición original de la piedra estaba en lo que sería el praetorium de Londinium, es decir, el palacio del gobernador, posiblemente en su entrada. Es una teoría imposible de demostrar pero es aceptada como la más probable por los investigadores modernos.

Convertida en un objeto arqueológico “incómodo”, parece que en las últimas décadas la piedra no estaba pasando por su mejor momento, olvidada en una ubicación errónea y en un estado bastante lamentable. En 2018 fue restaurada a su lugar original y vuelta a poner en valor.

La piedra de Londres
Atlasobscura.com The London Stone’s new home. Foto Denver Applehans.

 

Bibliografía y recursos

Webb, Simon (2011), Life in Roman London, The History Press, pp 142, 144, 154–55.

Anon. (21 April 1888). London Stone. Chambers’s Journal. 5th series. pp. 231–2

Marsden, Peter (1975). “The excavation of a Roman palace site in London, 1961-1972”. Transactions of London and Middlesex Archaeological Society. 26: 1–102 at pp. 63–4.

Coote, H. C. (1881). “London notes: a lost charter; the traditions of London Stone”. Transactions of London and Middlesex Archaeological Society. 5: 282–92.

Historic England. “‘London Stone’ with stone surround and iron grille set into base of number 111, Cannon Street EC4 (Grade II*) (1286846)”. National Heritage List for England. Retrieved 11 November 2018.

Artículo anteriorColaboración: Sexo y Empachos. El Zafio Dios Supremo de los Celtas. Por Cristobo Carrín
Artículo siguienteLa Vanguardia: Hordas de saqueadores hambrientos asolan las tierras de Ávila

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here