La misteriosa inscripción de Bretaña ha sido descifrada después de 200 años. Estaba escrita en bretón y galés

Te recomendamos

El cabo del Monte Louro, de ruta por a Costa da Morte

La ribera norte de la ría de Muros y Noia está señalada por un accidente geográfico destacado, el Monte...

Una vez estuve en la tumba de Merlín

El bosque de Broceliande esconde muchos tesoros, aunque en mi opinión el bosque mismo es el tesoro principal. Una...

Fotografiando el interior de una granja bretona abandonada

En las inmediaciones del dolmen de Kergunteuil, que visité en Tregastel, en Bretaña, se levantaba una granja que desde...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 2 minutosHace ya unos cuantos meses vi en la prensa que se hacía un llamamiento público a través de Internet para ayudar a descifrar una inscripción aparecida en una piedra en un acantilado de Plougastel, en Bretaña. No era broma. El ayuntamiento prometió un premio de 2000€ a quien consiguiera descifrar la inscripción.

La misteriosa roca, situada en la costa de Bretaña, Francia, había desconcertado a los expertos durante años, que no lograron llegar a un acuerdo sobre lo que se traduce en las 20 líneas de texto. Visible durante una marea baja, la roca muestra algunas letras francesas invertidas, o al revés, y también hay algunos caracteres de estilo escandinavo. Son visibles los años 1786 y 1787, datando la inscripción alrededor de la época de la Revolución Francesa y también hay la imagen de un barco y un corazón coronado por una cruz.

En una sección se lee “ROC AR B … DDRE AR GRIO SE EVELOH AR VIRIONES BAOAVEL”, mientras que en otra, “OBBIIE: BRISBVILAR … FROIK … AL”.

El 25 de febrero se anunció que había no uno, sino dos ganadores, que habían llegado más o menos a la misma traducción. De la mayoría de traducciones presentadas, dos acababan llegando, por dos vías completamente distintas a descrifrar la piedra de forma muy parecida.

Los dos ganadores acordaron que la inscripción se hizo en memoria de un hombre que murió.

Noel René Toudic, un profesor de inglés y experto en lenguas celtas, dijo que trabajó sobre la base de que el escritor era un hombre semi-alfabetizado que hablaba bretón del siglo XVIII.

La parte clave de su traducción dice: “Serge murió cuando sin habilidad para remar, su barco fue volcado por el viento.” 

El otra propuesta ganadora fue conjunta entre el historiador Roger Faligot y el artista Alain Robet. También dicen que el texto está escrito en bretón, pero creen que algunas de las palabras son galesas.

Más imágenes recogidas de medios de comunicación franceses y británicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Pueblos celtas del noroeste de Iberia. Los Luggones, una tribu entre los Astures

Cuando hablamos de los pueblos prerromanos de la actual Asturias nos referimos en principio a dos tribus principales que...

El caldero de Chiemsee. Los nazis y el esoterismo celta

Me topé con información de este caldero cuando preparaba una entrada para hablar del caldero de Gundestrup que publiqué hace no mucho. Es una...

Quiénes eran los Gálatas

A partir del siglo V a.C. se producen una serie de migraciones de pueblos desde el centro de Europa hacia diversas partes del continente....

5 películas para disfrutar de Bretaña sin salir de casa

Este año me parece que va a estar complicado hacer ningún viaje fuera del país en verano. La verdad es que vale más ser...

El caldero de Gundestrup

En 2012 me encontré frente a frente con una réplica a tamaño real del Caldero de Gundestrup en el Museo Nacional de Irlanda, en...

Artículos relacionados