Fuentes históricas que hablan de los celtas en la Península Ibérica

Te recomendamos

El pendiente de la Mora

Esta es una de esas historias que me encuentro por casualidad buscando información sobre otra cosa. Lo cierto es...

El castro de San Chuis

Recientemente ha ocupado páginas en la prensa regional al ser incluido en los planes de la consejería de Cultura...

Este es el lugar donde César desembarcó por primera vez en Britania

Entre el 58 y el 50 A.C., Julio César lideró sus legiones romanas a través de la actual Francia,...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura:5minutosLas fuentes escritas siempre han sido y van a ser objeto de discusión, y es bueno que sea así. Vereis, una de las características de los pueblos de la Protohistoria es que no suelen tener una escritura propia, y eso genera un problema, y es que lo que queda recogido en las fuentes escritas siempre lo escriben los demás. Es evidente por tanto que debemos tomar las fuentes escritas con una mirada crítica, pero si me permitís la reflexión, cuando escucho a alguien despreciarlas, me hace pensar que mi interlocutor no entiende mucho de lo que está hablando.

Las fuentes escritas sirven en gran medida para contrastar los datos que proporciona la Arqueología, y ésta a su ve se apoya en ellas tanto en las fases de prospección como en la interpretación final de la investigación, por tanto, sirva este post como una pequeña muestra de respeto a estos monumentos literarios que nos abren una ventana al tiempo en que fueron redactados.

Recojo en este post distintas fuentes clásicas que nombran a los celtas en la Península Ibérica. Sé que no están todas, pero la idea principal queda estructurada. Iré ampliandolo.

HERODOTO (siglo V a. C.)

“Este río (el Istro), como es sabido, nace en la ciudad de Pirene, en el país de los celtas, y en su curso divide Europa por la mitad. Los celtas, por cierto, están más allá de las Columnas de Heracles y confinan con los cinesios, que son, de todos los pueblos establecidos en Europa, los que habitan las zonas más occidentales.” (Herodoto: Historia II, 33, 3)
“Pues el caso es que el Istro corre a través de toda Europa: tiene su origen en el país de los celtas –que, después de los cinetes, son los habitantes más occidentales de Europa–, atraviesa con su curso toda Europa y flanquea Escitia por un lado.”
(Herodoto: Historia IV, 49, 3)

ÉFORO (siglo IV a. C.)

Citado por Estrabón.
“Éforo exagera tanto el tamaño de la Céltica que engloba en ella la mayor parte de lo que hoy llamamos Iberia, hasta Gadira.” (Estrabón: Geografía IV, 4, 6)

ERATÓSTENES (siglo III a. C.)

Citado por Estrabón.
“También señala (Polibio), con razón, que Eratóstenes desconoce Iberia y que, en ocasiones, da de ella informaciones que están en pugna, como cuando dice que hasta Gadira su parte exterior está habitada por los gálatas y, si éstos ocupan la parte occidental de Europa hasta Gadira, se olvida después de ellos y en su itinerario por Iberia no se acuerda por ningún lado de los gálatas.” (Estrabón: Geografía II, 4, 4)

POLIBIO (siglo II a. C.)

“Los turdetanos deben la prosperidad de su país a su sociabilidad y su carácter pacífico, así como los celtas por su proximidad y su afinidad con ellos.” (Polibio XXXIV, 9, 3)

DIODORO SÍCULO (siglo I a. C.)

“Se llaman celtas a los pueblos que habitan cerca de Massalia, en el interior del país, cerca de los Alpes y a este lado de los Pirineos. A los que están establecidos encima de la Céltica en las partes que se extienden hacia el norte, por toda la costa del Océano bordeando los montes Hercinianos, y a todos los pueblos que se extienden desde allí hasta la Escitia, se les conoce como galos. Sin embargo, los romanos, que incluyen a todos los pueblos bajo una denominación común, los llaman a todos ellos galos. […]” “Habiendo hablado con detenimiento suficiente de los celtas, cambiaremos nuestra narración a los celtíberos, sus vecinos. En otros tiempos estos dos pueblos, los iberos y los celtas, guerreaban entre sí por la posesión de la tierra, pero cuando más tarde arreglaron sus diferencias y se asentaron conjuntamente en la misma, y acordaron matrimonios mixtos entre sí, recibieron la apelación mencionada.” (Diodoro Sículo: Biblioteca Histórica V, 32, 1 y V, 33, 1)

ESCIMNO DE QUÍOS (siglo I a. C.)

“Ciudad ilustre (Tartessos), que trae el estaño arrastrado por el río desde la Céltica, así como oro y cobre en mayor abundancia.” (Escimno de Quíos: Periegesis, 164-166)

ESTRABÓN (Entre los siglos I a. C. y I d. C.)

“Porque, si (los iberos) hubieran querido unir sus armas, no les habría sido posible a los cartagineses atacar y someter impunemente a la mayor parte de ellos, ni aún antes a los tirios, luego a los celtas, que ahora se llaman celtíberos y berones […]” (Estrabón: Geografía III, 4, 5) 7b)

“Al norte de los celtíberos viven los berones, limítrofes de los cántabros coniscos y surgidos también ellos de la migración céltica […]” (Estrabón: Geografía III, 4, 12)

“Los últimos son los ártabros, que habitan cerca del cabo que llaman Nerion, que es el límite tanto del lado occidental como del septentrional. En sus cercanías se hallan también los célticos, parientes de los que viven sobre el Anas. Se dice que éstos emprendieron con los túrdulos una campaña, y dicen que pasado el río Limia se sublevaron; y como en la reyerta adviniese la muerte de su jefe, permanecieron allí dispersos, lo que hizo que este río se llamase Lethes.” (Estrabón: Geografía III, 3, 5)

“En efecto, de acuerdo con la opinión de los antiguos griegos, afirmo que, de la misma manera que a los pueblos conocidos de la parte septentrional se les llamaba con una denominación única, escitas –o nómadas, como hace Homero–, y después, al ser también conocidos los de la parte occidental se les llamaba celtas e iberos, o bien, combinadamente celtíberos y celtoescitas, con lo que por ignorancia se agrupaban las diferentes tribus bajo una única denominación, así también todas las regiones meridionales del lado del Océano se llamaban Etiopía.” (Estrabón: Geografía I, 2, 27)

“No muy lejos de Castalon está también la montaña donde dicen que nace el Betis, que llaman Argéntea por las minas de plata que en ella se encuentran. Polibio sostiene que tanto el Anas como aquél nacen en Celtiberia, aunque distan entre sí unos novecientos estadios; porque los celtíberos, que habían acrecentado su territorio, dieron su propio nombre a todo el país vecino.” (Estrabón: Geografía III, 2, 11)

“Con la prosperidad del país les vino a los turdetanos la civilización y la organización política; y, debido a la vecindad, o, como ha dicho Polibio, por el parentesco, también a los célticos, aunque en menor medida, porque la mayoría viven en un sistema de aldeas.” (Estrabón: Geografía III, 2, 15)

PLINIO EL VIEJO (Siglo I d. C.)

“Que los célticos (de Beturia) han llegado de Lusitania y provienen de los celtíberos, es manifiesto por los cultos religiosos, la lengua y los nombres de las poblaciones que se distinguen dentro de la Bética por sus apelaciones.” (Plinio: Historia Natural III, 13)

“Los pueblos del convento Lucense son dieciséis, de nombres oscuros y bárbaros salvo los célticos y los lemavos […]” (Plinio: Historia Natural III, 28)

“[…] el cabo Céltico, los ríos Florio y Nelón; los célticos llamados nerios y supertamarcos, en cuya península hay tres aras sestianas consagradas a Augusto; los coporos, la población de Noeta, los célticos llamados prestamarcos y los cilenos.” (Plinio: Historia Natural IV, 111)

POMPONIO MELA (siglo I d. C.)

“Los célticos ocupan toda la costa; pero del Duero al primer entrante se hallan los grovios […] La parte saliente está habitada por los prestamarcos […] Más allá, en la extremidad de este tramo costero, residen los supertamarcos y los nerios. Todo lo que acabamos de decir pertenece a las costas que miran al Occidente; luego la costa se vuelve en toda su longitud hacia el Norte desde el Promontorio Céltico hasta el Promontorio Escítico. Hasta el solar de los cántabros, la costa es casi recta, con excepción de algunos cabos pequeños y de breves escotaduras; en ella se hallan, primero, los ártabros, que pertenecen todavía a los pueblos célticos, y luego, al punto, los astures.” (Pomponio Mela: Chorographia III, 9-12)

LUCANO (siglo I d. C.)

“Junto a los ejércitos latinos (Afranius y Petreius) contaban con el inquieto astur, los ligeros vettones, y los celtas, exiliados del antiguo pueblo galo que mezclan su nombre con el de los iberos.” (Lucano: La Guerra Civil o Farsalia IV, 8-10)

MARCIAL (siglo I d. C.)

“Que a nosotros, que nacimos de celtas y de iberos no nos cause vergüenza, sino satisfacción agradecida, hacer sonar en nuestros versos los broncos nombres de la tierra nuestra.” (Marcial, L, IV, Epigrama 55)

APIANO (siglo II d. C.)

“No es mi propósito, ya que sólo escribo una historia de Roma, preocuparme con detalle de qué pueblos (de Iberia) se piensa que fueron sus primeros pobladores y quiénes la poseyeron después de éstos. Sin embargo, me parece que en algún momento los celtas, después de atravesar el Pirineo, la habitaron fusionándose con los nativos, lo que explica, por tanto, también el nombre de celtíberos.” (Apiano: Historia Romana VI, 2)

- Recomendación -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

La tumba del pequeño galo enterrado con su cachorro

Es uno de los últimos descubrimientos publicados por el INRAP, se trata de una excavación preventiva realizada con motivos...

Artículos relacionados