Evidencias genéticas determinan que los irlandeses no son celtas… del todo

2
890
McCuaigs_Bar. Ampliando la entrada fue donde se hallaron los restos.
Tiempo de lectura: 2 minutos

El descubrimiento fortuito de huesos antiguos bajo un pub irlandés en el condado de Antrim a mediados de la década de 2000 ha puesto en duda si los irlandeses están realmente relacionados con los antiguos celtas.

En 2006, Bertie Currie estaba despejando el terreno para hacer un camino de entrada al Bar McCuaig en la Isla Rathlin en Antrim cuando notó una gran piedra plana enterrada bajo la superficie.

Currie se dio cuenta de que había un gran hueco debajo de la piedra e investigó más a fondo.»encendí la linterna y vi al caballero, bueno, su cráneo y sus huesos», dijo Currie al Washington Post. Finalmente encontró los restos de tres humanos e inmediatamente llamó a la policía.

La policía llegó a la escena y descubrió que no era la escena de un crimen sino un antiguo lugar de enterramiento.

Resultó ser también un lugar de enterramiento antiguo de gran importancia que, con el análisis de ADN, podría alterar completamente la percepción de que los irlandeses son descendientes de los celtas.

Un número de prominentes profesores de estimadas universidades en Irlanda y Gran Bretaña analizaron los huesos y dijeron que el descubrimiento podría reescribir la historia y la ascendencia irlandesa.

Los investigadores de ADN encontraron que los tres esqueletos encontrados bajo el pub de Currie son los ancestros de los irlandeses modernos y son anteriores a la llegada de los celtas a las costas irlandesas alrededor de 1.000 años.

Esencialmente, el ADN irlandés existía en Irlanda antes de que los celtas pusieran un pie en la isla.

En cambio, los antepasados irlandeses pueden haber llegado a Irlanda desde las tierras de la Biblia en el Medio Oriente. Podrían haber llegado a Irlanda desde el sur del Mediterráneo y habrían traído ganado, cereales y cerámica con ellos.

Las Actas de la Academia Nacional de Ciencias dicen que los huesos se asemejaban sorprendentemente a los de los irlandeses, escoceses y galeses contemporáneos.

Un profesor de arqueología jubilado de la renombrada Universidad de Oxford dijo que el descubrimiento podría cambiar completamente la percepción de la ascendencia irlandesa.

«La evidencia de ADN basada en esos huesos trastorna completamente la visión tradicional», dijo Barry Cunliffe, un profesor emérito de arqueología en Oxford.

La datación por radiocarbono en el Bar de Currie McCuaig’s encontró que los huesos antiguos datan de al menos 2.000 A.C., lo que es cientos de años más antiguo que los más antiguos artefactos celtas conocidos en cualquier parte del mundo.

Dan Bradley, un profesor de genética del Trinity College, dijo en 2016 que el descubrimiento podría desafiar la creencia popular de que los irlandeses están relacionados con los celtas.

«Los genomas de los contemporáneos de Irlanda son más antiguos – mucho más antiguos – de lo que pensábamos anteriormente», dijo.

Publicado en IrishCentral el 29/3/2020

VIAIrish Central
Artículo anterior¿Sabes dónde está realmente la aldea de Astérix?
Artículo siguienteSiete hachas de la Edad del Bronce que se vendieron por quince pesetas

2 COMENTARIOS

  1. Hola. Soy una aficionada al mundo celta en general y me gusta mucho tu página, creo que habla de temas muy interesantes de los que no es fácil encontrar información fiable en castellano.
    Sobre este artículo, aunque es ya antiguo no lo había visto hasta ahora, el estudio apareció en algunos periódicos con una interpretación más o menos similar a la tuya. Sin embargo, tengo bastante curiosidad sobre la genética antigua porque nos da la oportunidad de conocer cosas del pasado que eran impensables antes, yo fui a la fuente original de la publicación del informe y la conclusión que yo saqué es casi opuesta.
    Según yo entendí, la genética del estos individuos del año 2000 a.C. era muy similar a la de los irlandeses actuales y, en cambio, bastante diferente de otros restos del neolítico. Esto concuerda perfectamente con los estudios genéticos del resto del continente europeo que evidencian una gran migración (o invasión) desde el este de Europa a comienzos de la edad del bronce que se asocia con la llegada de los indoeuropeos.
    Los individuos encontrados (y por similitud los irlandeses actuales) descenderían pues NO de los primeros agricultores de oriente medio del neolítico sino de los indoeuropeos (aunque mezclados evidentemente con la población anterior) que llegaron posteriormente.
    En cuanto a si eran o no celtas, la cultura celta es por idioma, religión, sociedad, etc. una cultura indoeuropea (como casi todas las que han pervivido en Europa). En mi opinión, lo más plausible es que aquellos hombres fueran ya celtas o protoceltas, es decir, hablantes de una lengua celta común que se iría poco a poco separando y diferenciando del indoeuropeo y que en los siguientes siglos comenzaría a fraccionarse en las distintas ramas de las lenguas celtas. Soy consciente de que los arqueólogos dan una datación a los celtas en las islas británicas muy posterior (600 a. C) pero creo que los datos genéticos obligan a replantearse las cosas. Esas personas tenían que hablar algún idioma y todo parece indicar que era uno indoeuropeo, si no era celta ¿Cuál era?. El celta es la única lengua indoeuropea de la que tenemos constancia en Irlanda (y en Gran Bretaña) así que no es descabellado pensar que eran celtas muy primigenios. Es cierto que la lengua celta pudo llegar posteriormente pero eso requeriría otra migración importante y no hay pruebas ni genéticas ni de otro tipo de que así fuera. Creo que los arqueólogos tienden a pensar en celtas muy vinculados a hallstat y la tene pero las culturas se desarrollan y evolucionan, no aparecen y desaparecen de la nada (salvo caso de ser sepultadas por otras como los romanos con los celtas o los propios indoeuropeos con las culturas anteriores, pero de nuevo ¿Qué pruebas hay de que eso ocurriera?)
    Creo que a veces en los estudios genéticos los traumas con el nazismo hacen que tengamos la necesidad de recalcar que tenemos orígenes diversos. Claramente el ideario de los pueblos puros en su patria primigenia desde los albores de los tiempos es una sandez, pero tampoco hay que exagerar en sentido contrario (tampoco el mundo ha sido nunca un paraíso de paz y amor multicultural). Creo que este estudio lo que evidencia es que hacia el comienzo de la edad de los metales hubo un cambio genético muy relevante en Irlanda (y el resto de Europa), y fueran celtas o no, estos nuevos habitantes son los antepasados más directos de los irlandeses actuales.
    Perdón por el rollo que he soltado pero me parece un tema interesante para debatir.
    Gracias de nuevo por la página.

    • Me parece muy acertado lo que dices!, gracias por leernos. Está claro que basar conclusiones sólo en evidencias genéticas es un disparate hoy en día, sin embargo esa ciencia nos aporta indicios muy valiosos en el estudio del pasado. Lo celta no es genético, es cultural. Los estudios genéticos de los periodos de entreguerras del siglo XX iban encaminados a justificar el concepto de «pueblo», lo que venía a ser lo mismo que justificar estados, regímenes políticos, y al fin y al cabo nacionalismos.

      Lo que ha avanzado la arqueología y la genética en las últimas décadas es que el sustrato humano europeo tiene más estabilidad e importancia de la que se había supuesto hasta ahora. Antes se pensaba en la expansión guerrera de pueblos que arrasaban a otros pueblos, hoy se piensa más en la difusión de ideas y evidentemente de la mezcla de grupos humanos aunque a otra escala… excepto la singularidad que hablas de la Edad del Bronce.

      Efectivamente ahí si que parece que hay una llegada masiva de gentes que cambiaron el acervo genético de los pobladores antiguos de Europa, probablemente por diferentes procesos, donde no faltaría el conflicto, pero seguramente porque en aquel momento tenía lugar una movilidad entre territorios muchísimo mayor de la que suponemos. La Edad del Hierro fue un «parón» en esa difusión cultural y movilidad. Los patrones que encontramos en común entre territorios de todo el occidente europeo (lo que llamamos la Céltica) provienen del Bronce, aunque se caracterizan como «celtas» en la Edad del Hierro.

      Coincido contigo, por tanto, en que el Bronce debe ser estudiado ya como celta o protocelta, de hecho la propia lengua protocelta se plantea por Cunlife y otros como la «lengua franca» del occidente europeo durante la Edad del Bronce.

      No se si te leiste este otro post, pero creo que te va a resultar interesante:

      https://www.celtica.es/del-origen-centroeuropeo-de-la-cultura-celta-al-origen-atlantico

      Muchísimas gracias por leerme y por tu interesante comentario. Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí