Entrevista a Lisardo Lombardía en El Comercio. Interceltismo

0
391
Lisardo Lombardía. Foto RENÉ TANGUY
Tiempo de lectura: 2 minutos

Acabo de leer la entrevista a Lisardo Lombardía en la prensa regional y me deja muy buena impresión. Ya conocía la visión interceltista del director del Festival Intercéltico de Lorient (el segundo. Sólo un bretón y un asturiano han dirigido el FIL, no lo sabía), y me presta descubrir que no ha cambiado con el tiempo sino que me agrada descubrir que mi concepto de un atlántico celta interconectado se comparte desde distintos ámbitos.

De la entrevista quiero destacar varios puntos que os enumero a continuación. A. Villacorta le pregunta: «Parece un buen final laboral para alguien que impulsó el celtismo en Asturias«. Lisardo responde que mantiene esa convicción a pesar de que es una opinión no compartida por todo el mundo en Asturias. Y lo cierto es que, en mi opinión, hay un resquemor a usar la palabra «celta» incluso en la actualidad. Ya hablamos muchas veces de que es un concepto escurridizo, pero en mi opinión necesario. Creo que donde más chirría es en el ámbito de la investigación histórica y arqueológica, (quizá por eso, en un intento de normalizarla en nuestro ámbito territorial, esta sección ocupa un espacio destacado en Céltica).

Lejos queda ese concepto de lo celta como factor diferenciador de tintes raciales y arios, con el que se empleó en la primera mitad del siglo XX. Cien años después todavía hay anticeltistas empeñados en destacar el supremacismo de los estudios de aquellos años, y me parece bien, siempre que tengan en cuenta que entre ellos y el siglo XXI hay un abismo en investigación, y precisamente de ella estamos extrayendo conclusiones interesantes, como esas conexiones en un mundo mucho más interconectado en el ámbito atlántico en la Edad del Bronce y del Hierro. Ese mismo abismo es el que separa al celtismo de hoy del celtismo de hace 100 años. Si no lo quieren entender entonces es necesario preguntarles explícitamente por qué.

Precisamente Lisardo lo dice en otra parte de la entrevista: «Por eso quiero reflexionar sobre qué ye el celtismo contemporáneo. Porque lo que no ye es ni una cosa racialista ni una cosa sectaria, sino todo lo contrario. La cultura y la tradición reinvéntense todos los días con las aportaciones venides de todes partes. Sino, seguiríamos todos en la cueva de El Pindal. Y luego, a nivel internacional, Lorient es considerado la capital intercéltica con ese sentido de apertura.»

Me encanta la noticia de que en 2022 en Lorient se vuelta a celebrar el año de Asturies. Por lo que dice el director del FIL, que ha vivido allí los últimos 14 años, nuestra tierra y su cultura es apreciada en el ámbito atlántico, y además es un factor de apertura a nuestros vecinos de la céltica contemporánea. Una oportunidad cultural y económica que debe contar con apoyo institucional, como parece haber aceptado el actual gobierno de Adrián Barbón. Por tanto, hay buenas perspectivas para el futuro. Veremos si se cumplen

Artículo anteriorNovedades editoriales: Indumentaria de Tradición en Asturias
Artículo siguienteEl gaélico escocés: explicado