The Old. Uno de los sitios más fotografiados de la isla. Foto Stock
Tiempo de lectura: 6 minutos

Es un territorio curioso, que siempre ha llamado mi atención. Alguien lo definió una vez como tierra de nadie y tierra de todos. Una isla entre Irlanda e Inglaterra. No pertenece al Reino Unido ni a la UE, pero es propiedad del monarca inglés de turno. Tiene lengua celta pero fue colonizada por vikingos… Hoy repasamos su historia.

Espacio geográfico y político

La Isla de Man (Mannin o Ellan Vannin) se encuentra en el mar de Irlanda. Esa estrecha franja de océano entre la isla de Inglaterra e Irlanda. Tiene una superficie de 572Km cuadrados y su mayor elevación es el monte Snaefell (toponimia vikinga) con unos 600 metros de altitud). Actualmente la pueblan menos de 30.000 personas.

Mapa de la isla de Man. Wiki commons
Mapa de la isla de Man. Wiki commons

Su estatus político es complejo. Se trata de un territorio semi-independiente bajo la tutela de la corona británica. Pero no pertenece al Reino Unido, sino que es un territorio que pertenece al rey de Inglaterra que haya en cada momento, en este caso Isabel II, y a los propios maneses. De hecho tiene un parlamento propio, sin embargo las relaciones internacionales se llevan a cabo a través de la Corona británica.

Protohistoria celta 

Las primeras tribus celtas se asentaron en Mannin hacia el 500 a.C. provenientes de la isla de la actual Inglaterra. Posiblemente fue un territorio en disputa entre los pueblos de la vecina Hibernia (Irlanda) y Britania (Inglaterra).

El orígen del nombre de Manning es complejo. Se suele indicar que hace referencia al dios del mar irlandés, Mannanan, pero lo cierto es que la etimología del nombre de este dios en realidad hace referencia al mar, o a la orilla del mar, por lo que Manning puede ser un topónimo que hable de costas, orillas del mar, etc.