El tesoro de arrabalde. Un tesoro celtibérico hecho de oro astur

Te recomendamos

Castro, castellum, y fiebre del oro en la antigua Asturia. El yacimiento fortificado de La Plaza los moros, Cangas del Narcea, Asturias.

Alfonso Fanjul Peraza lo ha vuelto a hacer. Ponerme los dientes largos para ir a conocer un asentamiento del...

El pendiente de la Mora

Esta es una de esas historias que me encuentro por casualidad buscando información sobre otra cosa. Lo cierto es...

Castro do Cociñadoiro, la promesa incumplida. ¿Recuerdas Llagú?

Leía esta mañana en la prensa regional de A Coruña un artículo que ponía de nuevo de actualidad el...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.

Tiempo de lectura:4minutosEn los años 80 del siglo XX se descubrió en el entorno del castro de las Labradas, en Zamora, el mayor tesoro astur descubierto hasta el momento. Un conjunto de orfebrería astur, de profundo sabor celta, y también mediterráneo, que supuestamente fue escondido en el 25 a.C. en el contexto del avance del ejército romano en la conquista del territorio de los astures.

En realidad hablamos de dos tesoros, el primer tesoro se descubrió en agosto de 1980 y el segundo en 1987, los dos con un importantísimo valor documenetal de la cultura astur del sur del conventus en el siglo I a.C.

El primer tesoro de Arrabalde.

El de 1980 fue fruto de un hallazgo casual en el extremo oriental del castro, dentro de la zona habitada. El conjunto de piezas alcanzó el medio centenar de piezas de oro y plata. El total de los 5 kg de metales preciosos estaban contenidos en una vasija cerámica y probablemente fueron ocultados. En la actualidad se puede ver en el museo de Zamora.

Brazalete de plata de Arrabalde. en https://denariosibericos.wordpress.com/2016/07/27/tesorillo-de-arrabalde/

En agosto de 1980 aparece, en principio de forma fortuita, en la localidad de Arrabalde, Zamora, un tesoro de joyas de oro y plata que fueron datados como de la Segunda Edad del Hierro.

Vasija donde se escondió el tesoro de Arrabalde I. Foto Museo de Zamora

El tesoro estaba depositado dentro de una vasija de cerámica oscura, de las fabricadas a torno. El conjunto de joyas, que fue catalogado inmediatamente como celtibérico, pese a estar en un castro astur, estaba compuesto por dieciseis torques, 14 de plata, y dos de aleación de plata y oro, vasos de plata, seis fíbulas de las cuales cuatro de ellas fueron calificadas inmediatamente como “espectaculares” por los expertos, de tipo La Téne, con protomos de animales, y otras simples, también de tipo La Téne.

Fíbula de Arrabalde 1. Museo de Zamora

Cuatro brazaletes espirales de decoración troquelada y pulseras de extremos rematados en cabezas de serpiente. Anillos, arracadas, aros, colgantes, etc… El total del peso del conjunto fue de 5kg. y el número de piezas total 54.

En una primera fase no se notifica el hallazgo de monedas en el conjunto. Algo que ya fue señalado como extraño por parte de los expertos en su momento. En 1984 Vicente Sánchez de Arza da la primicia en un congreso de numismática celebrado en Oviedo / Uviéu de que había aparecido un conjunto de monedas: 16 piezas ibéricas y 4 romanas.

Cabezas Serpentiformes. Museo de Zamora

El segundo tesoro de Arrabalde.

El de 1987, también descontextualizado alcanzó los 2kg de oro y estaba compuesto por un conjunto de torques, brazaletes, fíbulas y otras joyas de oro y plata. Recordemos que el sitio ha estado sometido a un expolio sistemático durante las décadas precedentes, y estos hallazgos solo son la punta del iceberg de lo que, probablemente, se ha descubierto.

El conjunto estaba compuesto de 4 torques, dos de ellos sogueados, un brazalete espiraliforme, 3 fíbulas, un broche de cinturón y varias piezas.

Arrabalde 2. Museo de Zamora

Lo más interesante es el posible cinturón articulado compuesto por dos placas y un broche, los tres de oro.

Broche de cinturón articulado. Arrabalde 2. Museo de Zamora

La datación de estas piezas es la correspondiente al apogeo de la orfebrería celtibérica en los siglos II y I a.C.

El estilo del tesoro de Arrabalde.

El estilo de las piezas de este tesoro, pese a estar en territorio astur, denota una filiación claramente celtibérica, por lo que el hallazgo generalmente aparece enclavado entre la orfebrería celtibérica del norte de su área de influencia, mientras que sólo algunas piezas, como algunas cabezas de torques parecen corresponder a orfebrería castreña. De este hecho se deduce que, pese a ser un poblado astur, el hecho de encontrarse en una zona próxima al área de influencia celtibérica condicionaría el hecho de que muchos de los elementos que lo componen, y por qué no, la cultura en la que fueron creados, se corresponda más con una tradición celtíbera.

Además, en el propio castro de Las Labradas encontramos elementos defensivos, como la zona de las murallas dobles, que incluyen técnicas no vistas en el noroeste pero ámpliamente documentadas en el mediterráneo.

El tesoro de Arrabalde pone por tanto de manifiesto que en los siglos inmediatamente anteriores a la conquista romana, la zona sur del Conventus asturum estaría inmersa en un proceso de celtiberización, que no sólamente percibimos en la orfebrería y las defensas, sino también en las cerámicas encontradas en este enclave.

 

 

 

- Recomendación -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Banquetes, fanfarronadas y decapitaciones: El juego del estatus entre los celtas irlandeses.

Os presentamos un nuevo artículo de Cristobo de Milio Carrín que quizá pueda ser una especie de epílogo del...

Artículos relacionados