Inscripción epigráfica gala. Tabla de Martialis. Foto: Carole Raddato. Está escrita en galo y se traduce como "Martialis, hijo de Dannotalos, ofrezco este edificio a Ucuetis, y eso, con los herreros que honran a Ucuétis en Alésia"
Tiempo de lectura: 2 minutos

Parece que ya queda menos para que esté disponible, online, el corpus completo de epigrafía gala del proyecto RIIG. Sin duda constituirá un hito en la investigación sobre las lenguas celtas antiguas. Actualmente las cerca de 800 inscripciones están recogidas en diversos trabajos publicados, pero no se van actualizando con los nuevos descubrimientos arqueológicos.

La herramienta está siendo desarrollada por colaboradores de varias universidades francesas y cuenta con investigadores de la Universidad de Zaragoza, entidad con la que colabora la directora del proyecto Coline Ruiz Darasse.

Os dejo la información que hay hasta la fecha.
“El proyecto RIIG, “recueil informatisé des inscriptions gauloises”, es un proyecto de la ANR JCJC que comenzó el 1 de enero de 2020, con una duración de 4 años (48 meses). Tiene como objetivo una editio maior completa y perpetuada de las inscripciones galas del territorio francés conocidas hasta la fecha, la actualización y modernización de las ediciones anteriores, la publicación renovada de cada inscripción con una contextualización precisa, la elaboración de un análisis sociolingüístico y la puesta a disposición de una bibliografía arqueológica y lingüística actualizada.

El estudio de la epigrafía gala es un campo que despierta la curiosidad de un amplio público más allá del mundo de la investigación. Se han publicado y reeditado recientemente varias síntesis de alto nivel, como La langue gauloise de P.-Y. Lambert (20183) y el Dictionnaire de la langue gauloise de X. Delamarre (20183). Sin embargo, en lo que respecta a la edición real de los textos, la situación de la investigación sigue siendo problemática. En la actualidad, los datos se encuentran dispersos en diversas publicaciones, algunas de las cuales son ya antiguas: por supuesto, los cinco volúmenes del RIG (Recueil des Inscriptions Gauloises) de los que toma su nombre nuestro proyecto, que se publicaron a lo largo de un periodo de diecisiete años (1985-2002) y que posteriormente se completaron con una serie de suplementos, la mayoría publicados en la revista Études Celtiques. El núcleo del trabajo del proyecto RIIG es, ante todo, una edición de los textos situada en su contexto material. Nuestra ambición es ofrecer una edición en línea revisada, ampliada y dinámica de acceso abierto de todos los textos galos conocidos hasta la fecha, que constituirá una importante actualización de la preciosa RIG.

Además del análisis lingüístico, se privilegiarán tres aspectos en la creación de la RIIG: el contexto arqueológico, la interpretación sociolingüística y la datación de los textos. Estos tres elementos no eran sistemáticamente visibles en los comentarios de la RIG, que deben ser completados y enriquecidos.

La documentación arqueológica puesta a disposición de los redactores del RIG era desigual y hoy podemos beneficiarnos de nuevos estudios de yacimientos y de nuevas síntesis sobre el material arqueológico. Se tratará, pues, de armonizar la presentación de estos datos y, en particular, de iniciar una prospección sistemática del material inédito, especialmente de los grafitos sobre cerámica, ya sean latinos o galos, para poder compararlos entre sí a todos los niveles (tipo de escritura, función/propósito, uso).

Artículo anteriorLa espada de Sobrefoz. Una auténtica joya de la Edad del Bronce que llega al Museo Arqueológico de Asturias
Artículo siguiente¿Qué legiones intervinieron en la conquista de Britania?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here