Tiempo de lectura: 4 minutos

El alfabeto ogham es un sistema de escritura empleado en Irlanda entre los siglos I y IV d.C. y que también aparece en partes de Gales, Escocia, Inglaterra y la Isla de Man.

El paso del tiempo está poniendo en peligro las más de 360 inscripciones que se conservan así que las autoridades están tomando medidas para preservarlas para el futuro.

Los intentos de salvar las inscripciones únicas de Ogham

Se sabe que hay unas 400 piedras que contienen marcas Ogham, 360 de las cuales están en Irlanda. El resto han sido descubiertas dispersas por Gales, Escocia, Inglaterra y la Isla de Man. Se cree que la reliquia más antigua data del siglo IV d.C., pero hay que suponer que los ejemplos anteriores existían en medios perecederos, como la madera, posiblemente desde el siglo I d.C.

En su mayor parte, los mensajes contienen nombres de personas y lugares, tal vez para demarcar límites y propiedades. Estas viejas rocas desgastadas están cubiertas con líneas y cortes, cortados directamente en la piedra. Antes de darse cuenta de que el Ogham era un lenguaje, muchos creían que los cortes eran meramente decorativos.

Uno de los mayores problemas que enfrentan los arqueólogos en sus intentos de preservar las piedras Ogham es el estilo físico único de las inscripciones. “La mayoría de las inscripciones en la piedra están en la cara de la piedra”, dijo Nora White, una lingüista arqueológica que estudia Ogham. “Pero con Ogham, se envuelve alrededor del borde angular de la piedra.” es decir, se encuentran en una esquina, con parte de unos caracteres en un lado y parte en otro ya que se escribe a partir de ambos lados de una línea.

Esta experiencia de lectura única es parte del encanto de los escritos de Ogham; sin embargo, hace muy difícil capturar las inscripciones para la posteridad – una fotografía o dibujo ordinario no puede capturar un pasaje entero. Afortunadamente, los recientes avances tecnológicos han permitido a investigadores crear escaneos tridimensionales de los pilares de piedra. Los modelos tridimensionales de las piedras conocidas están siendo capturados y preservados como parte del “Proyecto Ogham en 3-D”, una iniciativa patrocinada por la Escuela de Estudios Celtas del Instituto de Estudios Avanzados de Dublín.

https://www.omniglot.com/images/writing/ogham.gif
Las leyendas detrás del raro alfabeto celta…

De los 20 caracteres que componen el alfabeto Ogham, cinco están formados por ramitas de línea recta en el lado derecho del tallo. Además de Beighe, están Luis (II), Helecho (III), Vela (IIII) y Nin (IIIII). Estos caracteres representan, respectivamente, las letras L, W, S y N; los nombres de los caracteres se traducen a hierba, aliso, sauce… (os recomiendo leer “La diosa blanca” de Robert Graves)

Aunque los investigadores han sido capaces de descifrar el Ogham, todavía hay un gran debate sobre la razón detrás de su invención, especialmente porque la escritura latina, y en menor medida la escritura griega, eran de uso común en este momento.

La leyenda dice que la lengua se utilizó por primera vez como resultado de la caída de la Torre de Babel. El gran Fenius Farsa, Rey de los escitas (Escitia es el nombre griego clásico de los dominios de Asia Central) escuchó el destino del pueblo de Nimrod y vino de inmediato. En el séquito del Rey había 72 eruditos que esperaban estudiar y dar sentido a las confusas lenguas .

Desafortunadamente, para cuando llegaron a la llanura de Shinar, el pueblo maldito se había dispersado. El Rey Fenius envió a sus eruditos a los confines del mundo conocido para aprender la multitud de idiomas. La búsqueda duró 10 años y Fenius permaneció cerca de las ruinas de la Torre todo el tiempo, esperando que sus leales sirvientes volvieran con sus hallazgos.

Una vez completada la búsqueda, el Rey creó un lenguaje especial conocido como Bérla tóbaide. Estaba compuesto por los mejores elementos de cada uno de los confusos idiomas. También ideó el Beithe-luis-nuin, un sistema de escritura perfecto para acompañar a la nueva lengua. Esta escritura fue comunmente conocida como el Ogham.

Esta fantástica historia no es la única leyenda que existe para explicar a Ogham. Los investigadores modernos también tienen una plétora de creencias para explicar el propósito del lenguaje, y aunque no son tan extraordinarias como la Leyenda de Fenuis Farsa, son igualmente discutidas.

Algunos estudiosos argumentan que el Ogham fue creado para que los irlandeses pudieran comunicarse sin que los británicos supieran lo que se decía. Otra hipótesis argumenta que el alfabeto fue creado por los primeros misioneros cristianos en Irlanda porque les resultaba difícil captar los sonidos del gaélico con el alfabeto latino.

Otra hipótesis plantea que Ogham fue originalmente un lenguaje de señales manuales secretas de los antiguos druidas que finalmente se abrió camino hacia la permanencia al ser tallado en piedras. Esta idea se basa en la similitud entre las agrupaciones de una a cinco ramitas para un sonido y los cinco dedos de la persona que transmite los mensajes en un lenguaje de signos secreto. Sin embargo, pocos académicos creen que esta última hipótesis sea creíble.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here