El mundo vikingo era más complejo de lo que suponíamos hasta ahora

Te recomendamos

Un poco de historia de Dublín y la visita a la herencia vikinga de la capital irlandesa. Dublinia

La actual capital de Irlanda esconde en su subsuelo dos asentamientos históricos, hasta cierto punto antagónicos. Por un lado...

El menhir de Champ Dolent

A dos kilómetros de Dol-de-Bretagne se encuentra uno de los primeros monumentos nacionales de Francia. Un pedazo de menhir...

El castro de Taramundi

Situado en la parte baja de la localidad se encuentra un castro que suele pasar desapercibido en las visitas...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianGermanIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 3 minutosLa influencia de los vikingos en las naciones celtas insulares es muy notoria, sobre todo en países como Escocia, Irlanda y la Isla de Man. Ahora, tras la mayor búsqueda de ADN antiguo se ha determinado que los temibles guerreros nórdicos no eran tan rubios ni tan arios como se les supone (incluso hoy en día). El trabajo aparece publicado en Nature

El trabajo de investigación analizó los genomas de 443 esqueletos de vikingos usando muestras tomadas en países como Inglaterra, Irlanda, Escocia, Estonia y una larga lista.

Los vikingos han sido uno de los objetos de estudio que más ha levantado pasiones a lo largo del tiempo. Su modo de vida aventurero y sanguinario aún a día de hoy es capaz de alimentar la imaginación de millones de espectadores en shows de televisión. Da igual que el mundo académico haya cuestionado durante largo tiempo los estereotipos que tradicionalmente fueron designados como representativos del mundo vikingo. El que se haya dicho hasta la saciedad que no eran un pueblo, sino parte de una sociedad del mundo escandinavo, o que durante la era vikinga, es decir, entre el 750 y el 1050 la mayoría del mundo vikingo permaneció en sus granjas, no saqueando el continente.

El estudio de nueve investigadores, llevado a cabo por la Universidad de Copenhague analizó muestras de Europa y Groenlandia. Basándose en el análisis y comparación con poblaciones modernas, descubrieron que eran muy similares a los daneses y noruegos, que generalmente viajaron hacia el oeste durante la Edad Media, y los suecos, que viajaron hacia el este.

Pero ésto solo es una aproximación general ya que lo sorprendente es que constataron una considerable variedad genética, lo que indicó el aporte genético de europeos del sur antes de la era vikinga, al área de Dinamarca, que acaba de pleno con la idea de una identidad nórdica pura. Por ejemplo, los Pictos, fueron enterrados como vikingos. Los investigadores encontraron genes de Samis y de europeos entremezclados. Los Samis tienen una carga genética asiática y viven desde hace siglos en Escandinavia, y se pensaba que siempre habían mantenido conflictos con los escandinavos europeos en la época vikinga.

La evidencia más antigua de una expedición vikinga viene de un enterramiento del 750 en Salme, estonia, donde se encontraron dos barcos vikingos enterrados, siete hombres en uno y 34 en otro, con armas, provisiones, perros y aves de presa. Todos ellos parecen haber sido asesinados violentamente.

El análisis de ADN puso en evidencia que cuatro de los hombres eran hermanos y que estaban emparentados con un quinto hombre, puede que un tío. Este hecho confirma las sospechas que se tenían de que los vikingos embarcaban a sus parientes cercanos en sus expediciones. De los análisis de huesos se determinó que los vikingos tenían muchos más genes del sur y este de Europa de lo que se pensaba en un principio. Algo lógico si pensamos que frecuentemente tenían hijos con personas de los lugares donde desembarcaban.

El nuevo estudio también revela que, en general, los vikingos eran mucho más diversos genéticamente que las sociedades campesinas del continente escandinavo. “Los vikingos vivían en las zonas costeras, y genéticamente hablando, eran un pueblo completamente diferente a las sociedades campesinas que vivían más al interior. Los habitantes del continente tenían mucho menos en común con los vikingos que los campesinos que vivían en Europa hace miles de años. Casi se podría decir que, genéticamente hablando, los campesinos se perdieron toda la Edad de Hierro y Bronce”, explica Ashot Margaryan, coautor del estudio y profesor adjunto del Centro de Geogenética del Instituto GLOBE.

Sin embargo, el diverso genoma de los vikingos no proviene sólo de personas de otros lugares que viajan a sus asentamientos. De hecho, ellos mismos fueron ávidos viajeros, e históricamente, los conocemos mejor por sus saqueos y asesinatos en el extranjero. Pero este estudio genético arroja nueva luz sobre quién fue a dónde. “Los vikingos daneses fueron a Inglaterra, mientras que los vikingos suecos fueron al Báltico y los noruegos a Irlanda, Islandia y Groenlandia. Sin embargo, los vikingos de estas tres ‘naciones’ sólo muy raramente se mezclaron genéticamente. Tal vez eran enemigos o tal vez hay alguna otra explicación válida. Simplemente no lo sabemos”.

“En Escocia hay una tumba, que en términos arqueológicos sería clasificada como una tumba vikinga. Sus espadas y símbolos reflejan la cultura vikinga. Sin embargo, genéticamente hablando, el hombre de la tumba no tiene nada en común con los vikingos. Es un ejemplo de cómo la cultura vikinga fue adoptada en ciertos lugares”, explica Eske Willerslev.

Y el nuevo estudio no sólo descarta las ideas populares sobre los vikingos, de vez en cuando, los círculos científicos también han discutido la era vikinga.

“Algunos investigadores e intelectuales han sido de la opinión de que en el Norte, tenemos una tendencia a romantizar la Edad Vikinga, porque es nuestra propia, y una historia muy específica. Han argumentado que la Edad Vikinga no fue realmente una Edad en absoluto, sino más bien parte de la Edad de Hierro. Sin embargo, con este nuevo estudio somos capaces de establecer que la Edad Vikinga fue en efecto algo especial. Los vikingos viajaron mucho más lejos, tenían muchos genes del sur de Europa y muy probablemente formaban parte de un intercambio cultural mucho más extenso con el resto del mundo que cualquier sociedad campesina contemporánea”, concluye Eske Willerslev.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Sheela-na-gig, la extraña figura femenina de la Irlanda medieval puede tener su origen en España y Francia

No se si habreis oído alguna vez el nombre Sheela-na-gig, pero quizá os suene más la imagen. Se trata...

Y así va a cambiar el museo y el castro de Viladonga

Y no es para menos ya que las últimas campañas de excavaciones han dado muy buenos resultados, entre otros la puesta en valor del...

Desvelando los secretos del entierro del “jefe de seis cabezas” (six-headed chef)

Informa BBC. Los arqueólogos han utilizado el análisis de ADN para descubrir los secretos de un lugar de enterramiento de siglos de antigüedad apodado...

Vana, la escapada hindú de Ross Ainslie

Empieza el fin de semana y llega C3lt4.tr4d? con una nueva maravilla de música del atlántico europeo. Un nuevo trabajo que va a ver...

Así va a ser el nuevo centro de interpretación de la muralla de Avilés

Según informa El Comercio en su edición de hoy la Muralla de Avilés contará con un centro de interpretación a pie de excavación que...

Artículos relacionados