IMBEAC. Renderizado de un colgante cerámico de Monte Bernorio. Extraido de http://www.montebernorio.com/el-imbeac-avanza-en-la-creacion-de-bancos-de-imagenes-3d-sobre-cultura-material-de-la-edad-del-hierro
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando vi en la prensa esta pieza me conmovió la idea de pensar que se trata de un objeto personal de una mujer que habitó en Monte Bernorio. Se trata de un colgante de cerámica, que presenta mucho desgaste ya que su propietaria debió llevarlo durante un periodo de tiempo muy largo colgado del cuello. Parece que el roce con la ropa y su piel acabó desgastando la pieza y borrando parte de su superficie, supongo que como indicador del aprecio que ella le tenía.

Dicen los expertos del IMBEAC (Instituto Monte Bernorio de estudios de la antiguedad del Cantábrico), que lo debió perder durante el asedio romano a Monte Bernorio.

Desde 2016 el Instituto está digitalizando piezas, renderizándolas tras haberlas “escaneado” por fotrogrametría. Esto permite a los investigadores, y público general llegado el caso, a acercarse a examinar las piezas desde casa y no dañar el objeto arqueológico auténtico.

Ahora una reflexión: Quizá vayamos hacia una convivencia entre el museo físico y el museo virtual. A mi me sigue gustando perderme entre las vitrinas y observar las piezas (cuando son auténticas, o buenas reproducciones). Desde el Covid-19 tengo la sensación de que en el ámbito cultural y museístico se está produciendo un cambio que creo que va a hacer que los museos se pongan las pilas y atraigan a sus páginas web a los usuarios. Creo que es algo bueno, que se tenga acceso, aunque sea virtual a los museos.

Para el investigador quizá tenga una ventaja inesperada y es que se pongan a disposición pública, piezas que están “escondidas” en los fondos de los museos y a los que apenas tienen acceso un puñado de personas. Eso permitiría tener una gestión mucho más ágil de las colecciones y sobre todo acercarnos a todos un poco más a los museos arqueológicos.

 

Artículo anteriorLa provincia romana de Gallaecia
Artículo siguienteRed Hugh O’Donnell debería ser enterrado en Donegal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here