Tiempo de lectura: 3 minutos

El Museo Británico acaba de adquirir este espectacular colgante descubierto por un detectorista (anónimo) en 2018.

El Museo Británico ha adquirido un colgante de oro de 3.000 años de antigüedad anunciado como uno de los hallazgos más importantes de la Edad de Bronce del siglo pasado.

El asombroso y bien conservado colgante, o bulla, fue descubierto por un entusiasta de los detectores de metales en Shropshire en 2018.

Neil Wilkin, el conservador del museo para la edad de bronce, recordó que se le cayó todo cuando lo vio por primera vez. “Estaba absolutamente atónito, no podía creer lo que veía”, dijo. “Para mí es el objeto más importante de este período, la primera edad del metal, que ha surgido en unos 100 años.”

El colgante ha sido comprado por 250.000 libras con dinero del Fondo de Arte y de los Amigos Americanos del Museo Británico.

Podría pasar fácilmente como un glorioso ejemplo de joyería art decó de los años 30. En realidad fue hecha por alguien que era claramente hábil en su oficio alrededor del 1.000-800 AC. “La habilidad y el cuidado con el que ha sido elaborado es notable”, dijo. “Es simplemente exquisita”.

El colgante de Shropshire se va al Museo Británico. La joya más espectacular de la Edad del Bronce descubierta en los últimos 100 años
Colgante solar de Shropshire Foto: British Museum

Proviene de un período que a menudo se malinterpreta, asociado a la gente que vive en chozas o cuevas. Wilkin dijo que eso era comprensible. “Esta es una materia, un período, que no se ha enseñado en los programas escolares hasta hace muy poco… no lo aprendí en la escuela.”

El colgante está decorado con semicírculos y motivos geométricos, y en un lado hay un diseño solar estilizado, que refleja la importancia del sol y su trayectoria a través del cielo para los agricultores de la edad de bronce.

Esa representación del sol se ve en objetos famosos como el carro solar Trundholm en Copenhague y un pequeño número de colgantes de oro encontrados en Irlanda, “pero no lo hemos visto realmente en los objetos británicos hasta ahora”, dijo Wilkin.

El colgante fue encontrado en un paisaje que habría sido pantanoso y húmedo durante la edad de bronce. Los conservadores creen que habría sido arrojado intencionalmente al agua como ofrenda, de la misma manera que hoy en día la gente arroja monedas a las fuentes.

Fue encontrado por un detector de metales que quiere permanecer en el anonimato. Se siguieron todos los procedimientos correctos ya que se informó al oficial de enlace de hallazgos locales que notificó al forense y lo llevó al Museo Británico bajo el proceso del tesoro.

Un forense lo encontró como un tesoro y el comité independiente de valoración del tesoro recomendó al secretario de cultura una valoración de 250.000 libras.

Probablemente será conocido como el colgante solar de Shropshire y se expondrá a partir de noviembre en el museo y galería de arte de Shrewsbury, cerca del lugar del hallazgo. En 2021 llegará al Museo Británico de Londres y se exhibirá cerca de otros tesoros de la Edad de Bronce como la capa de oro de Mold.

El colgante, de 3,6 cm por 4,7 cm, es el segundo que se ha encontrado en Gran Bretaña. El primero fue descubierto durante la excavación de un canal en Manchester en 1722 y muchos expertos asumieron que era romano, debido a su calidad. Fue registrado por última vez en 1806 antes de desaparecer de la vista.

¿Podría estar todavía ahí fuera? “Es posible”, dijo Wilkin. “Encontrarlo sería asombroso, pero en cierto modo no me sorprendería. Su peso significa que no necesariamente se pensaría en fundirlo para obtener lingotes de oro. Tengo la sospecha de que está ahí fuera en alguna parte, sólo que mal entendido o mal etiquetado.”