El celtismo asturiano del siglo XX. Pegatina Asturies país celta
Tiempo de lectura: 16 minutos

Una expresión visual de cualquier movimiento social o político de la actualidad es la creación de contenidos gráficos. Suele tener una expresión más evidente en la cartelería, pero se complementa con otros soportes como pegatinas, banderas, camisetas, fanzines, etc… Por supuesto en la actualidad lo que manda es el ámbito digital.

En este post lo que quiero es hacer un repaso, lo más visual posible, a aquellos productos gráficos que hacen referencia a una Asturias céltica, ordenándolos de más antiguo a más moderno y actual. En algunos casos contamos con la evolución de la imagen de los eventos, publicaciones, etc en distintas décadas. Para los que la tenga lo reflejaré en este post.

Por otro lado, sé que es imposible agrupar en un solo post todo el material publicado hasta la fecha, pero lo bueno de este medio digital es que se puede ir ampliando a medida que vaya apareciendo, así que si encuentro material nuevo os lo haré saber en redes sociales.

Los años 70

A groso modo podemos decir que el celtismo asturiano, a pesar de tener unos antecedentes en los últimos dos siglos, incluso rastreables en los cronistas del siglo XVI, vive dos momentos álgidos en su historia. Por un lado un regionalismo asturiano que toma cuerpo a partir de los estudios sobre tradiciones asturianas y estudios sobre la cultura regional que pervivirá desde finales del siglo XIX hasta la Guerra Civil española.

Por otro, y principalmente en la década de los años 70 del siglo XX, cuando una parte de esa sociedad, formada en ideas políticas que cuestionan el régimen político, se organiza en movimientos sociales. Es en el seno de estas organizaciones, asociaciones, grupos musicales, etc, donde encontramos los primeros testimonios de un celtismo «gráfico» asturiano.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Logotipo y tipografía de Conceyu Bable. Años 70

Yo comenzaría el recorrido por Conceyu Bable. Fue una organización que surgió en el año 1974 y que reactivó el regionalismo asturiano, que como os decía más arriba se había cortado de seco con el estallido de la Guerra Civil. Conceyu apareció por primera vez en la revisa Asturias semanal, que era un medio de comunicación escrito donde se hablaba sin tapujos de unas reivindicaciones asociadas a un tratamiento de Asturies por parte del estado Español similares a las del País Vasco o Cataluña.

El logo, presentaba un disco solar en rojo, con una hoja de roble en verde, y la tipografía sigue el parámetro de la uncial del libro de Kells, un referente que se mantiene aún en cualquier diseño que aborde el mundo celta.

Logo del CNA. Imagen dominio público.
Logo del CNA. Imagen dominio público.

De parte de la sección más joven de Conceyu Bable junto con otras personas que no pertenecían a esta organización surge el Conceyu Nacionalista Astur cuyo logotipo utiliza el trisquel como identitario de un nacionalismo asturiano, más allá del regionalismo, que tuvo cierto recorrido pero que se quedó por el camino en las sucesivas elecciones en el Principado.

Su logo, con un trisquel sobre fondo azul sustituye la cruz de la victoria de la bandera enarbolada por la Junta General en el levantamiento contra los franceses, por un trisquel, en la misma gama de colores.

Este diseño se complementó con la representación de un puño cerrado acorde con la ideología obrera y de izquierdas que subyacía a los planteamientos del conceyu. Se disolvió en 1981 y tuvo poco éxito en el Principado.

Logo del CNA que ya incluye el puño cerrado sobre el trisquel. Abandona el color amarillo sobre fondo azul para adaptarse a una impresión monocromática.
Logo del CNA que ya incluye el puño cerrado sobre el trisquel. Abandona el color amarillo sobre fondo azul para adaptarse a una impresión monocromática.

Por ponernos en contexto, en 1971 Alan Stivell publicaba su Harpe Celtique, el disco que está considerado como el primero de música celta de la historia contemporánea. Ese disco también está relacionado con el surgimiento de un interceltismo que tiene su origen en Bretaña y que rápidamente abre conexiones con todo el Arco Atlántico, Asturies incluida. Ese movimiento plantea una visión ajena al centralismo de los grandes países de Europa Occidental. Conceyu sigue la línea de esa idea, reivindicando valores propios de un territorio periférico frente a la hegemonía de un centralismo castellano o madrileño, en 1974.

Los años 80 la consolidación del celtismo asturiano

Nada más empezar la década de los 80 asistimos al surgimiento de la Lliga Celta d’Asturies. Una entidad cultural que trasciende el ámbito político y se centra en el cultural, donde reivindica un espacio para Asturias en el mundo atlántico, parejo al camino emprendido por Galicia, y del que ya os hablé en otro post. La Lliga Celta publica Astor, un fanzine editado en papel en el que se incluyen referencias claras al mundo celta, como un ogham en la parte superior con las letras «ASTOR» en los últimos números. La tipografía también sigue un claro patrón irlandés.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Portada del fanzine ASTOR de la Lliga Celta d’Asturies

Curiosamente el logotipo emplea motivos decorativos presentes en el mundo gráfico tradicional astur, con un motivo solar en el centro, similar al estilo Allande de los hórreos asturianos del centro-occidente. El número uno presentaba un encordado o sogueado, que aparece representado en el Prerrománico Asturiano, y una serie de motivos vegetales rodeando motivos solares y entrelazados que responden a una tradición de canceles visigóticos y que también aparece en nuestro arte medieval.

Ese primer número se plasmó también en pegatinas como la que veis abajo.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Pegatina de la Lliga Celta d’Asturies. Fuente Todocoleccion

Es importante porque la organización utiliza ya explícitamente la palabra celta en su nombre y realiza actividades orientadas a preservar el patrimonio asturiano pero siempre desde la óptica de una pertenencia a un mundo atlántico. Desaparece en 1990 y no reaparece hasta 2014.

El celtismo corre parejo con otros movimientos sociales como el de la preservación de la Llingua, que había iniciado su andadura en la Transición con Conceyu Bable. En 1980 por ejemplo nace la Academia de la Llingua Asturiana, y el celtismo va a estar indisolublemente a ese conglomerado de grupos y asociaciones culturales unidos en torno a la defensa del Asturianu y su cooficialidad.

En ese momento ya estaba prendida la mecha del celtismo, y no es extraño que el grafismo de la primera «noche celta» de Asturies, la de Corao, utilizara sin tapujos unas referencias a él a través de su material gráfico.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Pegadiella nuechi celta de Corao. Fuente Musicaasturiana.com

Se ve que les gustaba esta tipografía de tipo irlandés en aquella época ¿verdad?. Sigue estando de moda 😀

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Portada del cartafueyu de la Nuechi Celta de Corao de 1984. Fuente Musicaasturiana.com

En aquel momento se produjo la explosión del movimiento folkie en Asturias, de la mano del celtismo.

1983 es un año clave en este movimiento folkie. Además de lo de Corao, se publicaba «La Isla de Hélice» del grupo Trasgu, considerado el primer disco de música celta asturiana. Al año siguiente se grababa en Oviedo, «Arpa Céltica», un disco que salió adelante con la colaboración de la Sociedad Ovetense de Festejos y que reunió a varios interpretes entre ellos Fernando Largo, del grupo Beleño.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Portada de Arpa Céltica. Foto Musicaasturiana.com

La puerta estaba abierta a un mundo visual donde se prodigaban los entrelazados típicos del arte medieval irlandés, (a los que se unían las maravillosas filigranas del Beato de Liébana) con cuélebres retorcidos e instrumentos tradicionales.

El grupo Beleño viaja en 1983 a Irlanda, y allí surge la idea de montar en la capital del Principado un pub como los que se prodigan en la isla. Lugar de reunión donde congregar una movida, utilizando terminología de la época, diferente al «mainstream» de su tiempo. Gente que disfruta tomando unas pintas y escuchando a los grandes grupos del folk internacional. En 1987, nace el Cá Beleño, donde su fundadores recogieron ingentes cantidades de posters, pegatinas y otro material traído de fuera y que sirvió de inspiración para mucha de la imaginería del mundo folkie asturiano de los 80 y 90 que luego diseñamos algunas cosas. No es casualidad que uno de los cartelistas más significativos del movimiento, Astur Paredes, estuviera en el proyecto de Beleño desde principios de la década.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Logo del Ca Beleño. Como veis no hace falta llenar de trisqueles un diseño para que diga claramente que estás en territorio celta. fuente Facebook Ca Beleño

Creo decir sin equivocarme, que ese fue el momento de esplendor del diseño de carteles del mundo folkie asturiano. Auténticos trabajos artesanales, en la época previa al diseño digital. Joyas de imprenta que por cierto son difíciles o imposibles de encontrar y que hay que preservar si se encuentran (como coleccionista acepto donaciones!! 😀 ).

Mención aparte tiene la Noite Celta de Porcía, cuya primera edición tuvo lugar en 1984 y que desde bien temprano (y hasta la actualidad) sigue empleando esa imaginería celta en su imagen. A veces tirando de referencias de centro-europa sorprendentemente, pero siempre reivindicando ese espíritu de reunión de gentes y «tribus» que son los festivales intercelticos.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Un diseño de clara inspiración atlántica de la Noite celta de Porcía

No se si es necesario aclarar que la imagen llegaba a través de publicaciones, revistas, discos, etc. comprados fuera, ya que estamos hablando de la época anterior a Internet. Los miembros de la Lliga Celta viajaron al arco atlántico a promover la cultura asturiana. Los grupos asturianos de la movida folk se movían también hasta Irlanda o Bretaña en busca de esa conexión celta, trayéndose con ellos una imaginería que se expande como la pólvora sobre todo en el mundo de la música, que es al final el verdadero eje sobre el que se vertebra el movimiento celta en Asturies en esa época.

En 1986 el movimiento celtista asturiano intenta el salto definitivo, entrar en la International Celtic League junto con Galicia. La historia os la cuento en este otro post, pero os hago un spoiler, salió mal. El argumento para no admitirnos fue que no teníamos una lengua celta. Lejos de desanimarse, el celtismo tomó impulso.

Esta etapa del diseño fue fruto de esa mezcla de la Asturias tradicional con el mundo atlántico, al que se asomó por primera vez sin complejos, donde el trisquel abundó, pero más lo hizo la hexapétala o los solares tallados en madera. Quizá se abusó de demasiada iconografía insular del norte, cuando la tradición asturiana era ajena a ella, pero no se olvidaron las raíces de la imaginería asturiana, representada en todos los soportes, como esta pegatina de la Nuechi Celta de Uviéu de 1987, con una representación de una estela que reune fragmentos de la de Duesos y otras.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Pegatina de la Noche Celta d’Uviéu 1987. Foto Todocolección

A finales de la década, como os decía más arriba abre sus puertas el Cá Beleño, respondiendo a una necesidad de la capital del Principado que demandaba lugares fuera del ambiente musical comercial de la década, iniciando un movimiento que corría parejo al del conocimiento del gran público de un tipo de música atlántica que se puso de moda, inundando el mercado de contenidos.

En 1987 Lisardo Lombardía crea Fonoastur, una empresa que protagonizó la creación de contenidos sonoros teniendo entre los grupos publicados figuras como Beleño o Llan de Cubel. Si tienes más de un disco de música asturiana en casa, seguro que alguno es de esta compañía.

Los 90 y el cambio de siglo. Esplendor comercial y caída

La última década del siglo XX supone un nuevo esplendor para la expresión del fervor por lo celta en Asturies que como todas las modas vive su ascenso, esplendor y caída posterior, en este caso parejo al movimiento folkie a nivel internacional.

Es el momento en el que surgen en las tres ciudades principales asturianas una «red» de lugares de ocio donde se pone música celta, se toman cervezas e incluso puedes comer un brunch o comprar productos irlandeses, como la franquicia del Moore’s que se estableció en plena calle Gascona, el bulevar de la sidra de Uviéu. Lo celta ha llegado al gran público.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
El Esperteyu Chigre Folk, sigue resistiendo en Uviéu

Creo que en ese momento se produjo una fragmentación. Por un lado estaba el aspecto lúdico de este movimiento, que pese a ser el que más alcance mediático alcanzaba pronto daría muestras de agotamiento.

Por otro, un movimiento cultural basado en la tradición asturiana pero afianzado sobre unas relaciones con el mundo atlántico celta consolidadas, echa a andar en la última década del XX.

De este ambiente surge Fundación Belenos, con una publicación como «Asturies, Memoria Encesa d’un país». Sigue hoy en activo y fue una de las impulsoras de un respeto por la cultura y tradiciones asturianas, enfocadas desde un punto de vista académico, más que lúdico. La revista, que este año lleva el nº 41, supo contar entre sus páginas con historiadores, arqueólogos, etnógrafos… en torno a una cultura que se ponía de gala frente al gran público y no le sacaban los colores las comparaciones con la irlandesa, escocesa o bretona. Entre sus miembros, de nuevo Astur Paredes fácilmente identificable en el diseño de las publicaciones y cartelería, y también de nuevo Lisardo Lombardía, que fue presidente de la misma y director del Festival Internacional de Lorient desde 2007 hasta este año.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Revista Asturies, de Fundación Belenos. Nº4, 1997

Belenos organizó y sigue organizando seminarios de diversa temática dentro de la cultura asturiana, además de haber creado en 1998 la hasta ahora única exposición sobre celtas en Asturias (que yo sepa).

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Catálogo de la Exposición Asturies Memoria Celta, de Fundación Belenos. 1998

Creo, en definitiva que los 90 consolidaron la expansión del grafismo «céltico» a gran escala. Trisqueles, entrelazados, etc, pero sin olvidar la Edad del Hierro astur, que sigue siendo la fuente de la que beben los diseños hasta la actualidad, promulgando esa identidad astur-asturiano que tanto peligro tiene, pero que es aceptada por el público en general sin excesivos miramientos hoy en día.

En el ámbito lúdico el concepto «noche celta» deja paso al «festival intercéltico», seguramente como influencia del exterior, pero con una base real. A nuestra tierra llegan grupos venidos de Irlanda, Escocia o Bretaña, y los nuestros salen allí. Organizado por Esbardu Intercéltico, en 1997 surge el Festival Intercéltico de Avilés, y sigue en la actualidad. Posiblemente la gran diferencia respecto a la Noite Celta de Porcía, es que esta continúa el espíritu de fiesta de aquellas primeras ediciones de la época de la de Corao, mientras que el Intercéltico de Avilés se ha erigido como un autoridad en cuanto a la difusión de la cultura atlántica en Asturias a través de su variado y completo programa musical, cultural y gastronómico.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Primer festival Intercéltico de Avilés. Foto El Comercio

Igual que el Festival Intercéltico de Occidente (FIDO). Durante toda la década continúa el de Porcía y se realizan noches celtas, y festivales en Oviedo, Gijón y oriente de Asturies.

La irrupción generalizada de Internet, sobre todo al final de la década y del siglo significa un cambio y la introducción de nuevas ideas en cuanto al grafismo «celta» en Asturias.

En 1998 Asturias entra de lleno en el Festival intercéltico de Lorient, con el primer año dedicado a nosotros. Quizá fue la puesta de largo de la cultura asturiana en el arco atlántico y el interceltismo. Lo que la International Celtic League no aceptó nunca, era aceptado sin complejos por músicos y gentes de todo el occidente europeo. Llegamos para quedarnos.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

Lo que nos trajo el siglo XXI

La primera década de los 2000 fue una continuación del panorama anterior, sin demasiadas novedades en el ámbito musical, quizá lo más significativo era la progresiva caída de ventas del CD y el progresivo paso al streaming. A finales de 2010 se vendían en el mundo la mitad de unidades que en el cambio de siglo.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Portada de Llan de Cubel.

En esta portada se ve como motivo central esta mítica imagen de las lanchas en el puerto de Cudillero realizada por Modesto Montoto a principios del siglo XX. Rodeándola se han empleado entrelazados celtas procedentes de la tradición atlántica. Un buen exponente de por dónde discurre el diseño de estos años.

En el ámbito cultural se publican libros pero lejos quedan ya aquellas ediciones de gran calidad de Siruela sobre mitología celta, o las grandes colecciones de CDs como aquella de RBA de 46 discos publicada en el 2000 y que creo que significó el final de una época.

Ya en la segunda década se publican aún libros con portadas como esta de Picu Urriellu.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Celtas en Asturias. Ed. Picu Urriellu, Gijón

Pero en general, el uso del término celta, es motivo de controversia. Si en los 80 y 90 se hace un uso indiscriminado de la arqueología como factor de identidad, hoy en día se rechaza de pleno el planteamiento.

Por otro lado el avance, lento, de la investigación de los castros asturianos, parece desdecir esas afirmaciones hechas en los 90 sin excesivo criterio respecto a su celtismo o no. Hoy sabemos que lo celta está presente, pero con matices, y eso parece ir acorde con la moda respecto a la música que vive un momento de transformación que se nota en las portadas de los discos, donde el rastro de lo celta casi desaparece.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

Es la crisis de 2008 que golpea fuerte a las economías de toda Europa occidental, y cuyas consecuencias en la cultura aún no han sido determinadas al completo. En términos empresariales podemos hablar de la defunción de discográficas, sellos musicales e incluso de locales míticos como el Cá Beleño, que cierran sus puertas tras décadas de promover la cultura celta atlántica en nuestra región.

No perdamos la fe, quedan buenos ejemplos en cartelería. En 2012 se imprime esta maravilla por parte del Festival Intercéltico de Avilés.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Cartel festival intercéltico de Avilés. Año dedicado a Irlanda 2012
El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Logo de la Lliga celta en 2014. Creo que diseñado por Vitor González

No es todo oscuridad, en medio de ese momento surge de nuevo la Lliga Celta d’Asturies que pervive hasta hoy. Retoma su actividad en 2014 cogiendo el testigo de la entidad original. Su imagen corporativa es la rama de texu, con frutos. Un árbol sagrado de los astures. El diseño de Vitor González, (Arte del Norte), es un reflejo de la identidad de la Lliga que mantiene el original sogueado del logo de la Lliga de los años 80, parece que como un guiño al primero.

Belenos continúa su actividad incansable organizando seminarios y publicando, pero las editoriales que nos dieron aquellos maravillosos libros sobre los celtas ahora están centradas en el Asturianu, supongo que también bajo la influencia del interés del público en general, y también por qué no, gracias al apoyo (siempre escaso) de la Administración pública por medio de subvenciones que les permite capear el temporal de una crisis económica. Quizá lo celta, culturalmente ya no importa tanto.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
En 2016 el Intercéltico tuvo su propio matasellos.
De mapas y banderas, un caso aparte

En estas décadas surge el fenómeno de las banderas intercélticas, y es muy curioso. No hay rastro de elementos celtas en ella. Ni el escudo de la bandera de Man, que la gente confunde con un trisquel, y que en realidad es la trinacria, llevada por los normandos a la isla de Man desde el Mediterráneo. Sin embargo se ha convertido en un símbolo de lo celta atlántico por sí misma, identificable por cualquier persona que la ve.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Bandera de las naciones celtas

Posiblemente se ha convertido en la imagen más representativa del interceltismo, y de alguna manera iguala en importancia a todas las naciones del arco atlántico que promueven su identidad celta, signifique lo que signifique.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Desde Inner Keltia se promovieron mapas como éste que tuvieron su reflejo en el arte del celtismo asturiano.

Asociados a ellas están siempre los mapas del arco atlántico. Este cartel del Memorial Remis Ovalle del festival de Lorient, hecho por Astur Paredes, ya lleva conmigo cinco mudanzas.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

La oficina de correos de la Isla de Man sacó una serie de sellos que se han convertido en algo icónico en el mundo celta.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

En 2006 National Geographic define el mapa de las naciones celtas a través de un reportaje que investigaba sobre el origen de Europa. En ella se recogían aquellas naciones y regiones del arco atlántico en las que se «encontraba todavía» algo que el autor denominó el «espíritu celta». Es el que sigo en esta página para el viaje.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

Conclusión
El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad
Logotipo. Mi pequeño grano de arena a la Lliga Celta d’Asturies fue el diseño de su logo actual.

Milité dos años en la Lliga Celta, y de mi paso por ella queda este logo, el actual, que es una vuelta a los orígenes de la misma, pero reinterpretando lo que consideré que era la de hoy en día. Incorporé elementos gráficos del mundo atlántico y bebí de los estilos artísticos de la Asturias tradicional. No me resistí a usar el trisquel, presente en todo el occidente atlántico en la Edad del Hierro, pero tampoco a la hexapétala, quizá tan antigua o más que el trisquel y con rescoldos en nuestro arte rural aún en la actualidad.

Creo que al final todos los que formamos parte de alguna manera del celtismo tenemos la obligación de contribuir a nuestra manera a consolidar este espacio atlántico que no es sólo físico sino también cultural.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

El celtismo en Asturias ha sobrevivido al declive de la música celta, perdiendo uno de sus motores principales, a la crisis de 2012 y si me apuras al COVID.

Gracias a Internet se pueden mantener proyectos como Céltica, y las redes sociales sirven como el medio de difusión que antes eran los bares, libros y discos. Tenemos más información y quizá el problema es la cantidad de ella.

Una de las pocas obras actuales en las que se habla de los astures como pueblo céltico sin complejos. A. Fanjul Peraza
Una de las pocas obras actuales en las que se habla de los astures como pueblo céltico sin complejos. A. Fanjul Peraza

He visto entrelazados celtas en carteles de peluquerías, botellas de sidra o incluso en una bolsa de patatas de freir, y eso es bueno. La sociedad usa lo celta sin complejos mientras los académicos se ponen trabas entre ellos para usarlo. Creo que la semilla ya ha prendido.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

Estamos viviendo una ¿celtización digital?, puede ser. No todo se ha perdido, hay buenos grupos de música folk tradicional que siguen usando motivos celtas en sus diseños y lejos del boom mediático de una moda musical se realizan proyectos interesantísimos en etnografía y en cultura asturiana.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

El contacto de Asturias con el mundo atlántico no se ha perdido, al contrario, el año que viene vuelve a ser nuestro año en el festival de Lorient así que se prevée un nuevo empujón a lo asturiano en Breizh, y a lo celta en Asturies. Si quieres lo descubrimos juntos en Céltica.

El celtismo asturiano visto a través de las artes gráficas. 1970 a la actualidad

Artículo anteriorPrimera semana de excavaciones en la sima de La Cerrosa-Lagaña, Suarías
Artículo siguienteHallada una fíbula de torrecilla en Fonfría. El Bierzo