El cabo del Monte Louro, de ruta por a Costa da Morte

Te recomendamos

Fotografiando el interior de una granja bretona abandonada

En las inmediaciones del dolmen de Kergunteuil, que visité en Tregastel, en Bretaña, se levantaba una granja que desde...

Citânia de Sanfins, así fue nuestra visita

El pasado mes de Agosto estuve unos días por el norte de Portugal, y tenía claro que no me...

Breve historia de Las Cíes, islas de los dioses, el más allá o las Casiterides.

La primera vez que pisé la arena de la playa de Rodas en la isla de en medio de...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianGermanIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 3 minutosLa ribera norte de la ría de Muros y Noia está señalada por un accidente geográfico destacado, el Monte Louro.

Se trata de un monte con dos cumbres, la más alta de 240 metros de altura que domina la entrada de la ría, y que se encuentra flanqueado por las playas de Area maior y Fogareido. Es un sitio precioso. Dejas Muros atrás y te diriges al extremo del cabo. Un espacio natural expuesto a los rigores del Atlántico, donde el viento manda.

Hacia el sur
Hacia el sur

Al sur en línea recta está la costa del castro de Baroña, al norte, si llegas a Punta Ínsua, donde está el faro, tienes una vista del cabo Fisterra. Desde arriba del monte Louro dicen que hay una vista espectacular. Arriba se conservan los restos de una pequeña fortaleza medieval, de la que apenas se ven unas piedras según dicen.

A los pies de Monte Louro hay una laguna, del mismo nombre que el monte. Todo este lugar es territorio de leyendas. En el siglo XVI los cronistas del reino recogían la leyenda de que Noé había llegado a estas costas y había embarrancado su nave en una playa de arena finísima, desde donde se veía un monte que brillaba como el fuego. Llamó a la ciudad Noia, en honor a su hija, y al monte le llamó Monte de oro.

Otra leyenda está relacionada con la laguna de As Xarfas, un buen lugar para la observación de aves, sobre todo garzas. La leyenda cuenta que en esta laguna hay una ciudad sumergida, es una de las muchas que existen en la costa gallega). Las campanas suenan cuando hay temporal del Atlántico y en ocasiones se oye la voz de los que murieron en ella.

Os dejo algunas imágenes

Playa de Muros
Playa de Muros

No hay nada como el amanecer en la playa

El cabo de más al fondo es Fisterra
El cabo de más al fondo es Fisterra

 

Desde Ancoradorio se contempla la mar y es un espectáculo
Desde Ancoradorio se contempla la mar y es un espectáculo

 

Area Maior y Monte Louro

Sitios con magia
Sitios con magia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Sheela-na-gig, la extraña figura femenina de la Irlanda medieval puede tener su origen en España y Francia

No se si habreis oído alguna vez el nombre Sheela-na-gig, pero quizá os suene más la imagen. Se trata...

Proendos, desenterrando una ciudad galaico-romana

Hace poco hablaba con un amigo de que me gusta la mitología y a tradición oral como fuente de información para localizar yacimientos arqueológicos....

TOR, folk galego del siglo XXI

Ya sabeis que aquí nos gusta la música de raiz atlántica, esa que comúnmente llamamos "celta" por el grado de interrelación que genera entre...

El archipiélago de las Casitérides y el comercio púnico en el Noroeste de Iberia. Museo Arqueológico Nacional

El proyecto La ruta de las Estrímnides: comercio mediterráneo e interculturalidad en el Noroeste de Iberia (HAR2015-68310-P) ha tenido como objeto, por un lado,...

Un puente sobre el Atlántico

C3lt4.tr4d? nos lleva en esta ocasión a un viaje intercéltico entre Canadá y Galicia, con el Atlántico como punto de unión en vez de...

Artículos relacionados