Tumba Picta. Foto PA
Tiempo de lectura: 2 minutos

Los restos parcialmente preservados fueron encontrados durante una excavación cerca de Muir of Ord en la Isla Negra en las Tierras Altas de Escocia. El descubrimiento se realizó el último día de un proyecto de tres semanas en uno de los cementerios más grandes de Escocia y ha dejado a los expertos “asombrados”.

Las manchas oscuras revelaron las manchas de un esqueleto que se ha descompuesto en el suelo ácido de la antigua tumba. Steve Birch, supervisor arqueológico del sitio, dijo:

“Después de que encontré algunas manchas ennegrecidas en el suelo decidí volver a allanar a ese nivel y, para mi asombro, empezaron a aparecer los contornos fantasmales de un esqueleto. Pude identificar la columna vertebral con vértebras individuales y luego moviéndome hacia arriba del cuerpo descubrí la parte superior de los brazos y los hombros, todos los cuales no eran más que manchas negras en el suelo. Finalmente se pudo ver casi toda la silueta del esqueleto, rodeado de la tenue sombra de un ataúd. He sido arqueólogo durante mucho tiempo y he hecho algunos descubrimientos importantes, pero este fue un verdadero momento eureka para mí”.

Los arqueólogos dijeron que es difícil asignar un sexo al esqueleto, pero se cree que es femenino debido a la forma en que fue enterrado. Los pictos eran una sociedad matrilineal y una mujer de alto rango podría haber sido enterrada de esa manera. Gordon Noble, asesor de la excavación, dijo: `El descubrimiento de restos humanos en uno de los túmulos es un resultado particularmente emocionante, ya que puede ayudar a datar un monumento del cementerio y contarnos más sobre el individuo enterrado dentro de la tumba. Muy pocos de estos cementerios han sido excavados, por lo que proyectos como éste tienen mucho que contarnos sobre la forma en que los pictos enterraron a sus muertos”.

Se espera que los restos del cráneo, descritos como similares a los de un fósil, proporcionen más información sobre la persona fallecida. El análisis con isótopos del esmalte de cualquier diente puede ayudar a revelar dónde crecieron y qué tipo de dieta disfrutaron.

 

VíaMetro.co.uk
Artículo anteriorNos vamos al intercéltico de León
Artículo siguienteUn nuevo libro pone en cuestión la importancia de las invasiones anglo-sajonas en Britania

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here