Tiempo de lectura: 2 minutos

Los hallazgos -que incluyen una daga, piedras de honda bien conservadas, monedas, clavos y parte de un escudo- se supone que quedaron en el campo de batalla tras un enfrentamiento entre romanos y una tribu local en torno al año 15 a.C.

Lucas Schmid, voluntario de la asociación arqueológica local, descubrió los restos con un detector de metales en un remoto rincón del sureste de Suiza, cerca del desfiladero de Crap-Ses, entre las localidades de Tiefencastel y Cunter.

Anteriormente se habían encontrado otros artefactos en el lugar, pero se consideraba que el yacimiento había sido limpiado por barridos anteriores.

Schmid demostró que no era así tras descubrir una daga romana de 2.000 años de antigüedad.

Esto alertó a un equipo de arqueólogos de la Universidad de Basilea, que ha encontrado varios centenares de objetos más durante la búsqueda que se está llevando a cabo en el yacimiento de 35.000 metros cuadrados en septiembre. Estos artefactos se han hecho públicos ahora.

Cómo se desarrolló la batalla

Se supone que tuvo lugar una batalla entre las fuerzas romanas y una tribu local cerca de Cunter, en el actual cantón de los Grisones.

«Parece que los lugareños se atrincheraron y los romanos les dispararon con hondas y catapultas», dijo Peter Schwarz, profesor de Arqueología Provincial Romana en la Universidad de Basilea, a la cadena pública suiza SRF

Schwarz cree que hasta 1.500 soldados participaron en la batalla, lo que la convierte en una escaramuza bastante menor en comparación con otros campos de batalla romanos en Europa.

Las monedas y el tipo de clavos de zapato encontrados ofrecen pruebas firmes del periodo de tiempo de la batalla. Pero el equipo espera acotar aún más la fecha y plantea la hipótesis de que podría estar relacionada con un decreto conocido del emperador romano Augusto para poner la zona bajo control romano en el año 15 a.C.

«Es la primera vez que se encuentran restos de una batalla romana en Suiza», explica Schwarz a SWI swissinfo.ch. «Parece que los romanos atacaron a su enemigo en un lado del valle y lo condujeron por un río hasta el otro lado, antes de volver a atacar».

Las excavaciones continuarán el próximo año

Las excavaciones continuarán en la región el año que viene, organizadas por la Universidad de Basilea junto con las autoridades cantonales y federales. Hasta ahora no se ha descubierto ninguna tumba y no se sabe cuántas personas murieron en la batalla.

Las tribus raecias ocupaban los Alpes orientales en la época de la batalla, incluyendo partes de la actual Austria e Italia. Los romanos conquistaron la región y la llamaron Raetia bajo Augusto.

Regularmente se descubren pruebas arqueológicas de la ocupación romana en Suiza. Uno de los hallazgos más espectaculares fue una colección de mosaicos en la ciudad occidental de Orbe.

Artículo anteriorReyes timadores y dones divinos
Artículo siguienteEl mayor fuerte picto de Escocia «reconstruido» en 3D