Descubierta una tumba de una mujer de la Edad del Hierro en Francia

Te recomendamos

El cabo del Monte Louro, de ruta por a Costa da Morte

La ribera norte de la ría de Muros y Noia está señalada por un accidente geográfico destacado, el Monte...

Una vez estuve en la tumba de Merlín

El bosque de Broceliande esconde muchos tesoros, aunque en mi opinión el bosque mismo es el tesoro principal. Una...

Fotografiando el interior de una granja bretona abandonada

En las inmediaciones del dolmen de Kergunteuil, que visité en Tregastel, en Bretaña, se levantaba una granja que desde...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 3 minutosEl INRAP informa del descubrimiento de varias estructuras funerarias de la primera Edad del Hierro en el municipio de Saint-Vulbas, a unos km de Lyon. El lugar, que lleva siendo estudiado desde 2016 es un vasto complejo sepulcral de varias épocas distintas.

La excavación se realizó sobre una superficie de casi una hectarea. El tamaño total del yacimiento es de varias decenas de hectáreas en la margen derecha del Ródano.

Los restos funerarios documentados son de principios de la Edad del Hierro, en torno al siglo VIII a.C. y están compuestos por un entierro y tres recintos circulares, probablemente túmulos, uno de los cuales tiene todavía un entierro central de depósito de cenizas.

Reconstrucción del yacimiento. INRAP

En el siglo V a.C. se construyó sobre él una nueva tumba. Un crematorio con templete de cuatro postes, dentro de un pequeño recinto cuadrangular. Estas diferentes prácticas ponen de manifiesto que no había una sola manera de realizar un funeral en los comienzos de la Edad del Hierro.

El enterramiento de la mujer

En la tumba descubierta se ha podido restaurar parcialmente la forma original del enterramiento. Un pozo rectangular de 2,85 x 1.10 metros sobre un suelo de grava-arena de una terraza fluvial. El cuerpo de la difunta fue colocado en un recipiente de madera, sujeto por cinco piedras. Se han detectado las huellas de la estructura donde se depositó el cadáver. Esa estructura de madera indica que se trata de un roble caducifolio. El ataud debía estar sellado y cubierto por completo. Sobre el lugar se levantaría un túmulo o una piedra a modo de indicador.

Propuesta de reconstrucción de una de las tumbas. INRAP

La mujer de mediana edad fue colocada de espaldas, con los brazos a los lados, adornada con sus joyas y vestida. Se colocó a su lado una cerámica a la derecha de su cabeza. Tenía un brazalete en cada muñeca y un cinturón. Están mal conservados pero se podrán restaurar ya que piezas similares aparecieron en Grange Rouge en Quincieux, Ródano.

Los brazaletes son de cuentas de vidrio de color azul a verde azulado, con hilo de color claro, alternando con series de cuentas de aleación de cobre.

Reconstrucción del contenedor de madera del cuerpo. INRAP

El cinturón, de seis cm de ancho, debía ser de cuero probablemente. cubierto con peizas de aleación de cobre semiesféricas. La hebilla también sería de aleación de cobre. Junto a él se encontraron varios fragmentos de material que quedaron mineralizados por el bronce del cinturón. Probablemente son textiles.

 

Las incineraciones del templete

En el lugar se ha documentado un complejo monumento funerario cerca de uno de los recintos circulares. Un edificio de cuatro postes, posiblemente dividio internamente y con un techo. Rodeado por una zanja cuadrangular de 5m x 5,20m sobre un depósito secundario de cremación.

En un lado se colocó una caja de material perecedero, probablemente madera, que contenía huesos seleccionados y lavados, acompañados de fragmentos de armadura (brazaletes) de aleación de cobre. La caja estaba forrada con encofrado de placas de caliza. Había un espacio vacío que podría haber sido el lugar donde se depositaron ofrendas de alimentos, en recipientes de material perecedero.

Complejo funerario de Saint-Vulbas. Lyon. INRAP

En la otra mitad de la fosa, en un contenedor flexible, tipo cesta, algunos huesos y fragmentos de armadura mezclados con carbón de una pira funeraria. El estado de los huesos no permite saber el sexo de la persona incinerada, pero los ornamentos que llevaba determinan que era una mujer.

Esta fosa estaba cubierta parcialmente de piedra caliza y posiblemente sobre ella habría un montículo que remataba el conjunto.

Pasaros por la web del INRAP, link abajo, para ver fotografías de la excavación.

SourceINRAP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Pueblos celtas del noroeste de Iberia. Los Luggones, una tribu entre los Astures

Cuando hablamos de los pueblos prerromanos de la actual Asturias nos referimos en principio a dos tribus principales que...

El caldero de Chiemsee. Los nazis y el esoterismo celta

Me topé con información de este caldero cuando preparaba una entrada para hablar del caldero de Gundestrup que publiqué hace no mucho. Es una...

Acabo de ver Armada 1588 y esta es mi impresión

Hace unas semanas Spanish Armada Ireland anunciaba en sus redes sociales el lanzamiento del film Armada 1588. Durante algunas semanas seguí la evolución del...

Quién fue Red Hugh O’Donnell y por qué se busca su tumba estos días en España

Un equipo de investigadores y arqueólogos está excavando estos días bajo el suelo de Valladolid en busca de la capilla donde fue enterrado el...

El turismo histórico como forma de empleo. El Centro Crannog de Escocia

El scottish Crannog Centre en Perthshire, Escocia acaba de anunciar sus planes para transformar su museo en un "tesoro nacional" después de anunciar su...

Artículos relacionados