Así era la tumba de la mujer celta que comía demasiados dulces

Te recomendamos

La Pointe du Raz, Bretaña. Donde miras a los ojos al mar de Iroise

Quizá es uno de los sitios más especiales de Breizh, al menos uno de los más espectaculares en cuanto...

Castro de las Labradas en Arrabalde

Este verano, debido a las restricciones provocadas por el COVID-19 nos movimos relativamente poco para lo que es nuestro...

Bretoña, una vieja abadía céltica, leyendas, y un pueblo sobre un castro

Quería dedicar una entrada a esta localidad de A Pastoriza en Lugo, que ya me he recorrido al menos...
Redacción
Céltica es una revista atlántica, con vocación de conocer y dar a conocer la cultura celta de la fachada oeste de Europa en el público hispano hablante. Mi nombre es Fon y soy estudiante del Grado de Historia en la Universidad de Oviedo / Uviéu. Gracias por leerme.
Select your language
EnglishFrenchGalicianGermanIrishItalianPortugueseRussianScottish GaelicSpanishWelsh

Tiempo de lectura: 2 minutosSi, la verdad es que el título de la noticia sorprende, y no es para menos. La excavación de esta tumba de una mujer celta del 200 a.C. encontrada en Zurich dió como resultado un completo análisis del que se extrajeron dos conclusiones un tanto peculiares. Le gustaban mucho los dulces y no debió hacer mucho ejercicio durante su vida.

Como en la mayoría de los casos el hallazgo fue casual, en 2017 durante las excavaciones de una obra pública aparecieron los restos funerarios que fueron datados en el periodo celta centroeuropeo. Había un esqueleto femenino con un completo ajuar en un estado de conservación no demasiado bueno. Tras dos años de estudio se presentan los resultados de la investigación de los restos humanos y se determina que la muerte sucedió cuando la mujer tenía unos 40 años de edad. Del análisis de isótopos de los huesos se dedujo que procedía de la zona. En el mismo lugar pero hace un siglo (1903) se descubrió la tumba de un guerrero celta y se ha comprobado que pudieron ser coetaneos, aunque tal afirmación es dificil de demostrar. Estaba a unos 80 metros de este enterramiento.

La mujer había sido vestida con ropas de calidad, y reposaba sobre pieles de oveja en un ataud que era un tronco vaciado que contenía diversas ofrendas destinadas a la vida más allá de la muerte.

En la reconstrucción gráfica se aprecia dónde irían colocadas sobre la ropa, las piezas encontradas durante el proceso de excavación, así como una reconstrucción virtual de las mimas.

Recontrucción del collar de cuentas de vidrio. Foto Office for Urban Development, City of Zurich)

El bloque donde se encontraron las piezas del collar. Foto Martin Bachmann, Kantonsarchäologie Zürich

Vista cenital de la tumba. Office for Urban Development, City of Zurich

Recreación de la vestimenta de la mujer con plano de piezas encontradas. Amt für Städtebau, Stadt Zürich

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Te puede interesar...

Wolfwalkers cierra la trilogía de Tomm Moore sobre folklore irlandés

Solamente veo críticas muy positivas del último trabajo del irlandés, Wolfwalkers. Y es muy buena señal ya que mantener...

La séptima sauna castrexa de Galicia podría haber sido descubierta

Informaba ayer Mariña Patrimonio que se acaba de documentar un nuevo castro en la zona conocida como A Maradona, en el concello de Barreiros,...

¿Nuevos túmulos en Capiechamartín? Valdés, Asturias

La prensa regional destacaba hoy el hallazgo casual de tres posibles túmulos funerarios en el concejo de Valdés, en el occidente asturiano. Las obras...

Relación entre los “cruceiros” de Galicia y Bretaña.

Como os decía en el post de hace unos días sobre el Finistère, una de las cosas que más te va a llamar la atención...

Arqueología desde casa. Vamos a explorar mapas LIDAR (a un nivel muuuuuy básico)

Hace un par de días me llamó la atención una noticia publicada en el Reino Unido. Un fotógrafo, aficionado a la arqueología había hecho...

Artículos relacionados