A nun ser que “caiga’l cielu y s’espete nos barganales”

0
36
valle en Orillés, Aller. Asturias. Foto de Avelino Martínez González, vista en Google Maps
Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace unos pocos días aparecía esta frase en un grupo de facebook sobre la llingua asturiana. A nun ser que “caiga’l cielu y s’espete nos barganales”. Traducido al castellano es algo así como “a no ser que se caiga el cielo y se clave en los barganales (un tipo de vallado de madera en el campo). La frase se usa en varios contextos, como se pudo determinar por las aportaciones entre varios miembros del grupo.

El Diccionariu de la Llingua Asturiana (DGLA) recoge en la palabra bárgano el uso de esta frase: Tamién pue cayer el cielu y espetase pelos bárganos se dice para deshacer la argumentación de quien pone problemas a todo.

Bárganos son varas de madera, palos, etc. y barganal es simplemente el cierre hecho en los prados de esa manera.

Lo cierto es que la frase nos recuerda a la que se atribuía a los galos y de la que hablamos no hace mucho relacionada con que el cielo se cayera sobre sus cabezas.

Xuan Bello, uno de los escritores en llingua asturiana más conocidos de la actualidad (y uno de mis favoritos), comentaba que él lo había oído en este contexto. Prefiero citarlo:

Taba falando con un señor, entrugándo-y por cuentos de los antiguos, y como siempre salió’l tema de la Guerra Civil y el deséu de que nun volviera otra. «¡Diba ser como si nos cayere’l cielo enriba», dixo como si aquello fora lo peor que podía pasar. Y rápido, chisgándome un güeyu, afirmó: «Menos mal qu’equí tenemos barganales pa que s’espete». Yá daquella recordé lo que dicía Xulio César de los galos, que lo que más mieo-yos metía yera que-yos cayera’l cielu enriba.

Barganal: https://picafuelle.blogspot.com/2017/01/alcordances-y-anecdotes-de-villaescusa.html

Estaba hablando con un señor, preguntándole por cuentos de los antiguos, y como siempre salió el tema de la Guerra Civil y el deseo de que no volviera otra. “Iba a ser como si nos cayera el cielo encima”, dijo como si aquello fuera lo peor que podía pasar. Y rápido, guiñándome un ojo, afirmó “menos más que aquí tenemos barganales para que se clave”. Y entonces me acordé de lo que decía Julio César de los galos, que lo que más miedo les daba era que se les cayera el cielo encima.

Yo aporté una carta al director enviada al periódico el comercio en 2008 donde se usaba en este contexto:

si ye namás una declaración populista en viendo que lo único que nos queda yá por ver ye que caiga’l cielu y s’espete pelos bárganos.”

Si habeis oído esta frase en casa os agradecemos que nos envieis la información a nuestro buzón para que podamos compartirla. Mil gracias!


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here